Osorio, un peligroso año para llegar a la Copa del Mundo

De acuerdo con lo sucedido a otros seleccionadores, el colombiano no tiene asegurado dirigir en Rusia 2018
Osorio, un peligroso año para llegar a la Copa del Mundo
Moscow (Russian Federation), 02/07/2017.- Mexico's head coach Juan Carlos Osorio reacts during the FIFA Confederations Cup third place match between Portugal and Mexico at Spartak Stadium in Moscow, Russia, O2 July 2017. (Moscú, Rusia) EFE/EPA/MARIO CRUZ
Foto: EFE

Juan Carlos Osorio ha dejado territorio ruso plagado de dudas y críticas. Aunque parece improbable que no vuelva el próximo año al mando de la selección de México, ya sabemos que en el inestable ecosistema del futbol mexicano todo puede pasar.

Así lo marca la historia. Los entrenadores que han dirigido a México en Copa Confederaciones no suelen llegar al Mundial siguiente. Pese a que falta sólo un año para la Copa del Mundo, nada garantiza que el colombiano vuelva a Rusia en 2018, al menos al mando del Tri.

Al mismo Manuel Lapuente, monarca de la Confederaciones en 1999, aquella conquista no evitó que perdiera el puesto un año después, cuando un fracaso de su equipo de trabajo en la eliminatoria olímpica y un distanciamiento con ciertos directivos le orilló a abandonar el cargo cuando apenas iniciaba la eliminatoria para Corea-Japón 2002.

Incluso Enrique Meza, que condujo a México en la Confederaciones de 2001 –donde el Tri hizo auténticamente el ridículo– tampoco llegaría a la justa mundialista, al ser cesado dos semanas después de aquella competencia, tras sufrir dos nuevas derrotas en la eliminatoria mundialista.

Algo parecido le ocurrió a José Manuel de la Torre en 2013. Aquel verano su equipo tuvo un doble reto –igual que ahora– y falló en ambos. Con el equipo “A” se topó con Brasil e Italia en la fase de grupos y no pudo pasar a la siguiente ronda no obstante vencer a Japón (2-1).

Luego con el equipo “B” se quedó corto en Copa Oro, donde sufrió dos históricas derrotas ante Panamá, la segunda de ellas en semifinales.

Pese a esos dos reveses, “Chepo” siguió en el cargo un par de meses más, pero tras perder su invicto en la eliminatoria mundialista (1-2 con Honduras en el Azteca) y verse complicado el hexagonal final, fue cesado de manera fulminante.

Al final sería Miguel Herrera el hombre que dirigiría a México en Brasil 2014, y el que al ganar la Copa Oro de 2015, se ganó el derecho a pelear por el boleto para la Confederaciones 2017, mismo que México obtuvo con Ricardo Ferretti en el timón.

La excepción a la regla fue Ricardo La Volpe, que pese al cuarto lugar, convenció a propios y extraños con México jugando al más alto nivel de toda su gestión en la Copa Confederaciones de 2005; 12 meses después pudo repetir al mando de México en territorio alemán, aunque entonces su trabajo no dejó satisfecho a muchos.

Además del “Bigotón”, otro entrenador que logró dirigir Copa Confederaciones y poco tiempo después Mundial, fue Lapuente, aunque cabe aclarar que aquella edición de 1997 se disputó en el mes de diciembre, es decir sólo siete meses antes del arranque de Francia 1998.

En esa oportunidad, el equipo de Lapuente pagó caro un mal debut frente a Australia, al caer 1-3, y después sin importar una goleada propinada al anfitrión Arabia Saudita (5-0) y una derrota muy digna (2-3) con un multiestelar elenco de Brasil, quedó fuera en la fase de grupos.

Ese evento fue la primera prueba de Lapuente, que reemplazó a Bora Milutinovic y pocos días después tuvo la misión harta compleja de viajar a Ryadh para dirigir en la Copa Confederaciones, en la que a pesar de ser eliminado en la etapa de grupos, no entregó tan malas cuentas.l