Demanda colectiva contra autoridades migratorias por rechazar a solicitantes de asilo

Piden a la justicia estadounidense que revise casos en los que guardias fronterizos han rechazado a migrantes que expresaron miedo de regresar a sus países, práctica que violaría las leyes de asilo de los Estados Unidos.
Sigue a La Opinión en Facebook
Demanda colectiva contra autoridades migratorias por rechazar a solicitantes de asilo
Migrantes en busca de asilo están siendo rechazados ilegalmente en la frontera con Estados Unidos, alega demanda (Foto: archivo)
Foto: John Moore / Getty Images

Desde que Donald Trump ganó la presidencia en noviembre pasado, se incrementaron notablemente los casos en los que agentes fronterizos rechazan a solicitantes de asilo en la frontera, a pesar de las leyes existentes que garantizan sus derechos, según alegó una demanda colectiva presentada este miércoles.

La demanda legal es el siguiente paso tras una queja administrativa presentada hace algunos meses contra el Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia de Protección Fronteriza (CBP), indicando que los agentes que están en la frontera con México rechazan a migrantes que piden asilo usando diversas tácticas que están fuera de la ley.

“Hemos documentado docenas de casos en los últimos meses de agentes fronterizos que mienten, maltratan y abusan de los migrantes que llegan a pedir entrada legal bajo las leyes de asilo en la frontera”, dijo Melissa Crow, abogada del American Immigration Council.

Maria Doe, una hondureña de 32 años que viajó con sus dos hijos, el mayor del cual sufre de una discapacidad cerebral, explicó que tras dos meses de viaje por Guatemala y México, llegó en enero a la frontera con Estados Unidos, sólo para ser rechazada por agentes fronterizos.

“Me dijeron que el oficial que trabajaba con esos asuntos no estaba y que volviera más tarde“, dijo Maria. “Esperamos dos horas, y el oficial se nos acercó con otro oficial preguntándonos qué hacíamos allí, y dijo que el oficial que trabaja con asilo en realidad no iba a venir y que ya no estaban aceptando más gente porque la ley que da asilo a los centroamericanos se había terminado el día anterior“.

Crow dijo que tras observar las interacciones y entrevistar a muchos migrantes, los abogados recabaron numerosos testimonios del tipo de estrategia que usan los agentes fronterizos para no dar a los migrantes el derecho a un proceso de asilo.

“Han dicho cosas como que Trump ya firmó una ley quitando el asilo, amenazan con separar a los hijos de sus madres y en algunos casos ha habido abuso verbal y hasta intervención física para alejarlos de la frontera”, dijo Crow. “Otros dicen que para pedir asilo se necesita una visa o que tienen que pedirlo primero en México. Todo esto es falso”. 

La demanda alega que estas actividades violan la ley estadounidense y los acuerdos internacionales sobre asilo y exigen la intervención de un tribunal estadounidense para detener esta práctica.

Katie Shepherd, otra abogada del AIC dijo que en el período de observación observaron y entrevistaron a todo tipo de migrantes que pasaron por esta situación, incluyendo a niños no acompañados, familias y otros migrantes.

“Las consecuencias son graves”, dijo Shepherd. “Hemos documentado además que al ser rechazados y verse obligados a regresar, muchos migrantes sufren robo, asaltos, secuestros y violaciones. En otras palabras, los agentes estadounidenses los ponen en manos de criminales y narcotraficantes”.

Portavoces del Departamento de Seguridad Nacional indicaron que no comentan sobre demandas pendientes.