Crece el número de no fumadores en California tras el impuesto al tabaco

Se vendieron casi 82 millones de paquetes menos este abril y mayo que en 2016
Sigue a La Opinión en Facebook
Crece el número de no fumadores en California tras el impuesto al tabaco
Persona fumando un cigarrillo electrónico.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

El pasado mes de noviembre los votantes de California aprobaron el mayor aumento de impuestos al tabaco desde los años cincuenta; con un 64% de votos a favor se acordó una subida de $2 dólares por paquete, por lo que el precio final de unos $9 se convirtió en uno de los más altos de todo el país, empujando a millones de californianos a dejar de fumar.

O al menos eso es lo que sugieren los datos. Las ventas de cigarrillos en California tuvieron una caída interanual de un 56% en los meses de abril y mayo, los dos primeros meses tras encarecerse su precio, según los datos obtenidos del Departamento de Administración de Impuestos y Tasas de California analizados por CALmatters. Esto equivale a una venta de casi 82 ​​millones de paquetes menos que en el mismo período de 2015.

No obstante, según algunos expertos en tabaquismo y salud pública, aún es demasiado pronto para establecer conclusiones, pues al contar solo con dos meses de análisis otras pueden ser las causas detrás de esta caída. Por ejemplo, conscientes de que el precio estaba a punto de subir, los distribuidores de tabaco y los fumadores se apresuraron a acumular el mayor número de paquetes posible, influyendo en las cifras de abril y mayo.

Los distribuidores de cigarrillos de California vendieron casi 104 millones de paquetes de cigarrillos solo en el mes de marzo, una cifra muy superior a la de cualquier otro mes en los últimos dos años. Además, muchos fumadores también pueden estar comprando tabaco en otros estados vecinos con una política de impuestos más laxa.

PERJUDICA Y BENEFICIA A MEDI-CAL

Sea como sea, la disminución ha sido tal que podría incluso provocar problemas para las arcas estatales, ya que la Proposición 56 debía generar un ingreso adicional de $1,300,000 millones destinados a financiar Medi-Cal y a aumentar el salario de los médicos que trabajan en este programa estatal de seguro médico para las personas de bajos ingresos.

En los dos meses desde que el impuesto entró en vigor el pasado mes de abril, el estado ha recaudado un total de $182 millones de dólares, cifra inferior a lo que la administración de Brown preveía. Por otro lado, en relación a la carga que supone para el sistema sanitario el ahorro es innegable. Los contribuyentes de California pagan un promedio de $3,500 millones de dólares cada año por costos de salud relacionados con el tabaco; unos $413 dólares por familia.

Los expertos dicen que el consumo de cigarrillos probablemente aumentará ligeramente en los próximos meses, antes de estabilizarse en los cuatro a cinco meses siguientes. Las personas con menos ingresos y los fumadores más jóvenes suelen ser los primeros en cortar con este hábito ante una subida de precio.


NOTAS RELACIONADAS