Nuevas medidas buscan poner fin a condiciones insalubres en casas rodantes de desamparados

Dichas condiciones presentan riesgos de salud para todos
Nuevas medidas buscan poner fin a condiciones insalubres en casas rodantes de desamparados
En Los Ángeles, más de 2,000 personas viven en casas rodantes.
Foto: ciro césar / la opinión

El aumento de personas obligadas a vivir en casas rodantes ha destacado la escasez de instalaciones sanitarias para que ellos puedan mantener un ambiente salubre. Por ello, Bob Blumenfield, miembro del ayuntamiento de Los Ángeles, propuso una medida para ayudar a las personas a mantener condiciones higiénicas.

Dicha medida se trata de establecer un contrato de colaboración entre la ciudad y un proveedor para proporcionar servicios de retiro de desechos a las personas que estén inscritas en programas de colocación de viviendas, así como personas a la espera de servicios de remolque.

De acuerdo a la medida, actualmente solo existen dos sitios donde las personas que viven en casas rodantes pueden deshacerse de su basura –en toda la ciudad de Los Ángeles– lo cual genera condiciones insalubres y riesgos de salud, no solo para las 2,363 personas que viven en ellas, sino también para todos los que viven en su entorno.

Además, las condiciones insalubres en las casas rodantes se han convertido en un problema para la ciudad, ya que los servicios de remolque se rehúsan a transportarlas por estar infestadas de plagas y tener tanques de desperdicios a punto de desbordarse.


NOTAS RELACIONADAS