Brote de Hepatitis A cobra vida de 5 personas en San Diego

La vacuna es la mejor protección contra el virus, el cual se transmite con facilidad bajo condiciones insalubres
Brote de Hepatitis A cobra vida de 5 personas en San Diego
Una joven es vacunada contra la hepatitis.
Foto: JORGE MUJICA / La Opinión

Un brote de Hepatitis A en el condado de San Diego ha cobrado la vida de cinco personas, el cual, según funcionarios de salud pública, es el peor que se ha dado en dos décadas.

El brote tuvo inicio en noviembre 2016 y se ha ido propagando entre las personas desamparadas que viven en la región. Se han confirmado 228 contagios, y 161 personas han sido hospitalizadas.

La Hepatitis A es una enfermedad que ataca al hígado. En general, la enfermedad se transmite de persona a persona al ponerse en la boca un objeto contaminado con las heces de una persona infectada. Por ello, el virus se transmite con más facilidad bajo condiciones insalubres.

El virus también se puede transmitir al consumir comida o bebida tratada por una persona infectada. Los síntomas incluyen fiebre, inapetencia, náuseas, dolor estomacal, orina oscura e ictericia (coloración amarilla de la piel y la parte blanca del ojo).

No hay medicamentos o antibióticos especiales para el tratamiento una vez que aparecen los síntomas. Para evitar la transmisión de persona a persona, es necesario lavarse muy bien las manos después de ir al baño y de cambiar pañales, así como antes de preparar o ingerir alimentos.

Esto, sin embargo, resulta difícil para las personas que carecen de un hogar. De acuerdo a la Agencia de Salud y Servicios Humanos del condado San Diego, el 70% de los casos confirmados involucran a personas desamparadas. La agencia no esclareció si los cinco fallecimientos fueron personas desamparadas, ni ha proporcionado los nombres y edades de los difuntos.

La vacuna contra la Hepatitis A es la mejor protección a largo plazo. El condado ha proporcionado clínicas gratuitas en la zona para reducir el riesgo de contraer la enfermedad. Algunos enfermeros, incluso, han vacunado a personas en las calles y en los parques.

Agentes del condado distribuyeron “kits de higiene” el miércoles con fin de ayudar a las personas desamparadas. Los funcionarios también informaron que se instalará un lavabo portátil en el centro de San Diego para que se puedan lavar las manos.

“Todo esto se agradece”, dijo Dawn Marie, una mujer desamparada, en entrevista con el diario San Diego Tribune, “pero lo que más se necesita son más baños, jabón y papel higiénico”.