Listo segundo artículo de destitución contra Trump por obstrucción a la justicia

Son muchos los que quieren un juicio político en contra del presidente
Listo segundo artículo de destitución contra Trump por obstrucción a la justicia
Ya son cuatro los funcionarios salpicado por usar aviones privados
Foto: Pete Marovich / Getty Images

Si la semana del presidente Donald Trump había sido mala hasta ahora, en este momento se ha puesto mucho peor. Vuelven a sonar campanas para su juicio político.

El representante demócrata Steve Cohen del estado de Tennessee anunció que tiene listo los artículos de acusación en contra del presidente de los Estados Unidos. 

Cohen citó potencial obstrucción de la justicia y violaciones de Asuntos Exteriores de la Constitución como causales para la destitución de Trump. De igual forma su anunció llega luego de que el demócrata arremetiera contra la moral del presidente tras su débil y controversial reacción a los hechos violencia en Charlottesville, Virginia durante el fin de semana.

“En respuesta a los terribles acontecimientos en Charlottesville, creo que el presidente debe ser sometido a juicio político y removido de su cargo”, dijo Cohen en un comunicado difundido por su oficina. “En vez de condenar inequívocamente las acciones de odio por neonazis, nacionalistas blancos y miembros del Ku Klux Klan después de una tragedia nacional, el Presidente dijo que “había gente buena en ambos lados. No hay buenos nazis. No hay buenos en el KKK”.

La decisión de Cohen sigue los pasos de un esfuerzo similar por el Representante del estado de California, Brad Sherman quien el mes pasado presentó sus propios artículos de acusación afirmando que Trump obstruyó la justicia en medio de la investigación federal sobre la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

Cohen sirve como un miembro de alto nivel del Subcomité Judicial sobre la Constitución y Justicia Civil.

Hasta el momento parte de los líderes demócratas han buscado mantenerse al margen de un posible juicio político en contra de Trump con el fin de no socavar las investigaciones en curso sobre el “Rusiagate” adelantada por el fiscal especial Robert Mueller.

Aunque un movimiento para enjuiciar a Trump probablemente no se acelerará en un Congreso controlado por los republicanos con la volatilidad de la administración Trump todo podría cambiar.