Gobierno mexicano lucha por ayudar a damnificados por incendios en California

Se estima que 86% de los latinos afectados por las llamaradas son de origen mexicano

Guía de Regalos

Gobierno mexicano lucha por ayudar a damnificados por incendios en California
Una mujer llora al ver su hogar calcinado.
Foto: JOSH EDELSON / AFP/Getty Images

Después de covocar a las personas afectadas por los incendios en el norte de California a través de Facebook, el Consulado Mexicano en San Francisco se inundó de damnificados. Con fin de dispersar las multitudes y brindar un mejor servicio, los funcionarios entonces decidieron trabajar desde centros comunitarios. Pero estos también se llenaron de personas desesperadas.

De acuerdo con un informe sobre la población del condado de Sonoma86% de los latinos que radican en la zona son de ascendencia mexicana. Incluso, las personas indocumentadas, quienes suelen laborar en el sector agrícola, no califican para los programas federales designados para la reconstrucción de viviendas o el pago de una residencia temporal.

Maricela Rico-Casero, quien lleva 29 años viviendo en Estados Unidos, es una de los damnificados. A pesar de ser residente legal permante de Estados Unidos, su familia se encuentra en una situación precaria.

En entrevista con la radioemisora KQED, Rico-Casero informó que ella y los otros seis miembros de su familia perdieron su hogar. Por ello, la familia acudió al Centro Comunitario de Roseland Village, donde la consúl de Sacramento y cuatro otros funcionarios del gobierno mexicano luchan por proporcionar el apoyo adecuado a los damnificados.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de México estableció un pequeño fondo de emergencia la semana pasada, informó Wilma Gandoy, cónsul de protección y asuntos legales en San Francisco, a KQED. La ayuda financiera, sin embargo, se agotó después de distribuirse a 138 personas a mediados de la semana.

Actualmente, los oficiales consulares en el norte de California se reúnen con los damnificados para determinar cuánto más dinero se necesita para ayudar a sus ciudadanos. Después de estas evaluaciones, los consulados de San Francisco y Sacramento volverán al gobierno mexicano para solicitar más ayuda.


NOTAS RELACIONADAS