Congresista republicano usó dinero público para “callar” denuncia de acoso sexual

Nuevo escándalo sexual sacude el mundo de la política de EEUU

Guía de Regalos

Congresista republicano usó dinero público para “callar” denuncia de acoso sexual
Foto: Mark Wilson / Getty Images

Un insólito caso de acoso sexual vuelve a sacudir el mundo política en Estados Unidos.

El congresista republicano Blake Farenthold empleó 84,000 dólares de fondos públicos para solventar una acusación de acoso sexual, informaron hoy los medios locales-

Farenthold, representante del estado de Texas, es el único legislador de quien se sabe públicamente que se sirvió de una cuenta de fondos reservados del Congreso, establecida desde 2013, para acallar una acusación de acoso.

En 2014, la exdirectora de comunicación del congresista, Lauren Greene, le acusó de realizar comentarios para calibrar su interés en una relación sexual, incluso diciendo que había tenido fantasías sexuales con ella.

“No puedo confirmar o desmentir ese acuerdo que involucra a mi oficina debido a que la Ley de Rendición de Cuentas del Congreso me prohíbe responder a eso”, afirmó hoy Farenthold en un comunicado.

Los 84,000 dólares de fondos públicos son parte de los 359,450 con los que las oficinas del Congreso respondieron a seis casos en los que hubo conflictos entre dos partes por distintos motivos, según confirmó la Oficina de Cumplimiento del Congreso en respuesta a un requerimiento del Comité de Administración de la Cámara Baja.

Según los datos facilitados al Comité, los fondos públicos se utilizaron para pagar acuerdos que involucraban acusaciones a seis miembros de las oficinas de la Cámara, de las que dos incluían alegaciones de discriminación por sexo y una de acoso sexual.

Ante una acusación de discriminación por edad, la cuantía a pagar fue de 76,000 dólares; 7,000 dólares para hacer frente al acuerdo ante acusaciones de discriminación de sexo y religión; 37,250 ante un conflicto por marginación por discapacidad; 150,000 por discriminación por el estatus de veterano, y 5,200 por raza, origen nacional, servicio militar y represalias.

Las informaciones se hacen públicas tras semanas de escándalos de presuntos abusos sexuales que han implicado a reconocidas figuras del cine, la política y del periodismo en el país.