Gabriel Jesus y el reencuentro con el hombre que quiso romper sus piernas

"Hola, chico, ¿Te acuerdas de mí?"
Gabriel Jesus y el reencuentro con el hombre que quiso romper sus piernas
Gabriel Jesus. PAUL ELLIS/AFP/Getty Images
Foto: Getty Images

Las historias de barriada de Gabriel Jesus, el delantero de Manchester City, parece que son infinitas.

Hace meses se hizo viral una fotografía en la que salía pintando calles para el Mundial de Brasil 2014.

Este lunes volvió a recordar historias de su infancia en un artículo personal en The Players Tribune. El texto es un homenaje a su madre, a quien le da el crédito de ser futbolista profesional. La mujer trabajaba largas para llevar la comida a la casa, lo que permitió que  Gabriel Jesus se concentrara en ser futbolista.

“Jugué contra grandes jugadores que hoy son conductores de autobús o trabajadores de supermercado o construcción”, escribió el delantero. “Ellos tenían que trabajar para vivir y no pudieron perseguir sus sueños. Es por mi madre que no tuve que hacer lo mismo”.

Alô Mãe 🤙🏽💉 #alômãe #gratidão @nauticatattoosp

A post shared by Gabriel Jesus (@dejesusoficial) on

El goleador de la selección brasileña también recordó un incidente cuando jugaba en las canchas de tierra de Peri Jardim, un barrio de Sao Paulo. Tenía 13 años y jugaba un partido contra un equipo con jóvenes mucho mayores que él.

“Me miraban como ‘¿Quién este niño?’, y a los cuatro minutos me saqué un defensa y anoté el primer gol del partido”, recuerdó Gabriel Jesus. “El tipo era de baja estatura, conocido por hacer bullying, me dijo que si lo driblaba de nuevo me iba a romper las piernas”.

Pero el delantero ignoró la advertencia. Siguió jugando como los grandes hasta que el partido terminó 2-2. El equipo de Gabriel Jesus ganó en penaltis, lo que desató la ira del hombre. Los compañeros del jugador tuvieron que protegerlo para que no le rompiera las piernas como había prometido.

Gabriel Jesús con la selección Brasil. EFE

En diciembre de 2016,  un Gabriel Jesus de 19 años y recién campeón de Brasil con Palmeiras llegó al estacionamiento de un banco. El hombre que atendía la cabina lo miraba una y otra vez.

“Hola, chico, ¿Te acuerdas de mí? Te iba a romper las piernas“, le dijo el sujeto a Gabriel Jesus, que recordó el episodio.

“No lo ibas a hacer. Sé que estabas bromeando”, respondió el jugador de los Citizens.

“No, hermano, te iba a romper las piernas. Ahora juegas para mi equipo preferido. Te amo, hermano. No lo puedo creer. ¿Imaginas que te hubiera roto las piernas?”, dijo el hombre.

 

Difícil de imaginar. La selección Brasil volvió a su mejor rendimiento desde que emergió como goleador del Palmeiras. Gabriel Jesus es parte fundamental del Manchester City de Pep Guardiola, el equipo que enamora a Europa.

Esas son las vueltas que da la vida. Agradecemos a la madre de Gabriel Jesus y a los valientes compañeros que lo protegieron el día que le iba a romper las piernas.

?>