Curan a osa embarazada, víctima de incendios en California, con hojas de maíz y piel de pescado

La tilapia facilitó su tratamiento y aceleró su recuperación
Curan a osa embarazada, víctima de incendios en California, con hojas de maíz y piel de pescado
Una de las osas descansa después de su tratamiento.
Foto: Cortesía del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California

Dos osas y un león de montaña fueron puestos en libertad después de sufrir graves quemaduras durante el incendio Thomas.

Los animales heridos fueron encontrados en los condados de Ventura y Santa Bárbara y trasladados a un laboratorio en Sacramento. El Departamento de Pesca y Vida Silvestre del estado entonces consultó a la doctora Jamie Peyton, jefe de medicina integrada en el hospital veterinario de la Universidad de California en Davis. Después de ver las heridas de los animales, Peyton decidió utilizar piel de tilapia esterilizada, además de acupuntura y atención quiropráctica para acelerar la recuperación de los animales.

La piel de tilapia, explicó la doctora, se puede usar en lugar de una venda y cambiar cada 10 días, lo cual facilita y acelera el tratamiento de un animal salvaje.

Los veterinarios, agregó Peyton, querían evitar que las osas se acostumbraran al cautiverio. También querían que una de ellas, quien estaba embarazada, regresara a la naturaleza a tiempo para dar a luz.

Poco después de que la piel de pescado fue suturada sobre las patas de las osas, los animales pudieron pararse por primera vez desde que fueron llevados al laboratorio. Al principio, los veterinarios les envolvieron las patas con hojas de maíz para impedir de que los animales masticaran las vendas de tilapia. Dentro de pocas semanas, su piel volvió a crecer sobre sus patas quemadas, y la piel de tilapia se eliminó.

El león de montaña también fue tratado con piel de tilapia cuando fue llevado al laboratorio el 22 de diciembre.

Las osas fueron colocadas en guaridas ubicadas en el Bosque Nacional Los Padres. Estas fueron creadas por el Departamento de Pesca y Vida Silvestre, ya que su hábitat fue destruido. Los animales están equipados con un collar de satélite para que el departamento pueda seguir sus movimientos y cuidar de su salud.