Fiscal general de EEUU promete tomar medidas contra tiroteos

"No podemos negar que algo peligroso y dañino está pasando en nuestro país", dijo Jeff Sessions
Fiscal general de EEUU promete tomar medidas contra tiroteos
Trump pidió mano dura contra la caravana
Foto: Alex Wong / Getty Images

El fiscal general, Jeff Sessions, reconoció hoy que “algo peligroso y dañino” ocurre en su país con los tiroteos y prometió tomar medidas para que las personas con problemas mentales no puedan cometer tiroteos como el ocurrido ayer en Parkland (Florida), en el que fallecieron 17 personas.

“No podemos negar que algo peligroso y dañino está pasando en nuestro país”, dijo Sessions en un discurso durante una reunión con los sheriffs de EEUU, celebrada en Washington.

El titular de Justicia se hizo eco de las declaraciones efectuadas hoy por el presidente, Donald Trump, en Twitter, donde aseguró que el sospechoso del ataque, identificado como Nikolas Cruz, estaba mentalmente desequilibrado.

Debemos de estudiar la intersección entre la salud mental y estos sucesos, para parar a la gente antes de que comentan estos crímenes. Muchas veces han dado señales anteriormente, y debemos estar de acuerdo en que, en muchos casos, no hemos sido eficaces al intervenir”, afirmó Sessions.

“Tenemos que revertir las tendencias que estamos viendo en estos tiroteos”, añadió.

Trump pronunciará un discurso sobre el tiroteo a las 11:00 a.m. hora local.

El supuesto autor del ataque, Nikolas Cruz, ingresó a primera hora de la mañana de hoy en la cárcel del condado de Broward, en la vecina ciudad de Fort Lauderdale, después de ser acusado de 17 cargos de asesinato premeditado tras ser sometido a un interrogatorio de varias horas.

La investigación apunta a que el joven, expulsado de la escuela el año pasado tras una pelea con la nueva pareja de su exnovia, activó las alertas de incendio con granadas de humo y, cuando sus antiguos compañeros salieron de las aulas, comenzó a disparar con un arma semiautomática.

El tiroteo de Parkland, que además de los 17 muertos dejó 15 heridos, fue el decimoséptimo incidente con armas en centros educativos estadounidenses ocurrido en lo que va de 2018, es decir, en 45 días.


NOTAS RELACIONADAS