Otro tribunal de apelaciones falla contra tercera “veda musulmana” del presidente Trump por discriminatoria

La decisión del Cuarto Circuito se suma a la del Noveno, pero la veda sigue en vigor debido a órdenes de la Corte Suprema
Otro tribunal de apelaciones falla contra tercera “veda musulmana” del presidente Trump por discriminatoria
Centenares de activistas de la comunidad musulmana y pro-inmigrante marcharon frente al Hotel Trump en Washington el año pasado para denunciar la veda a inmigrantes musulmanes. Foto: María Peña/Impremedia
Foto: María Peña

Otro tribunal de apelaciones, esta vez el del Cuarto Circuito centrado en Virginia, falló en contra de la tercera versión de la “veda de viajes”, también conocida como “veda musulmana”, proclamada por el Presidente Donald Trump el pasado mes de septiembre.

La decisión refuerza otro fallo previo del Circuito Noveno con sede en San Francisco, pero la veda queda en vigor debido a que la Corte Suprema afirmó que podía aplicarse mientras se resuelven las demandas en su totalidad.

La veda comenzó a aplicarse el pasado 8 de diciembre, días después que la Corte Suprema levantó las órdenes de tribunales inferiores. Esta suspende toda inmigración de Chad, Iran, Libia, Corea del Norte, Somalia, Siria y Yemen y de funcionarios del gobierno venezolano.

También pone severos límites a visas de visitante o temporales para los nacionales de esos países.

La decisión de los jueces de apelaciones -que votaron 9 a 4 en contra de la veda-  citó ampliamente las declaraciones, tweets y otras manifestaciones del presidente Trump, antes y después de su elección, así como de algunos de sus asesores para concluir que el objetivo de la veda no es la seguridad nacional, sino la discriminación religiosa.

“Para el observador objetivo, la proclama continúa exhibiendo un objetivo primordialmente anti-musulmán”, señala la decisión, indicando que una prohibición que afecta en forma sumaria a individuos de una religión o territorio es inconstitucional.

Varias demandas presentadas en el noreste del país fueron consolidadas en una ante este circuito de tribunales. Entre los demandantes están la ACLU, National Immigration Law Center, el Proyecto Internacional de Asistencia a Refugiados y numerosas organizaciones de la comunidad musulmana.

La demanda cita a 23 ciudadanos residentes legales afectados directamente por la veda, al impedir que el gobierno otorgue una visa de inmigrante o no inmigrante a sus familiares directos.

“”Si bien esta administración ha promulgado varias versiones de la prohibición, lo que ha permanecido igual es que los tribunales, una vez más, han dicho lo que sabemos que es verdad: que una prohibición musulmana en cualquier forma es inconstitucional y está en marcado contraste con la valores que apreciamos como nación”, dijo Karen Tumlin, directora legal de NILC.

Esta es la tercera versión de la veda musulmana que proclamó el gobierno de Trump y las dos anteriores también fueron objeto de demandas y de órdenes de sus pensión por parte de varios tribunales.

Las demandas continúan su curso.