“Stranger”, el nuevo libro de Jorge Ramos, va más allá de Donald Trump

El periodista habla de la destrucción de familias inmigrantes, el bilingüismo y la feminista que marcó su vida
“Stranger”, el nuevo libro de Jorge Ramos, va más allá de Donald Trump
Ramos, presentador de Univision, le plantea una pregunta a Donald Trump el 25 de agosto de 2015 en Dubuque, Iowa.
Foto: Scott Olson / Getty Images

Las imágenes del entonces candidato a la presidencia de Estados Unidos expulsando al periodista Jorge Ramos de una rueda de prensa en 2015 le dieron la vuelta al mundo.

De ese encuentro con Donald Trump, lo único de lo que Ramos se arrepiente es que fue su expulsión la que acaparó titulares, y no las preguntas que hizo.

El ahora mandatario había propuesto deportar a 11 millones de indocumentados dentro de dos años, negarles la ciudadanía a sus hijos y construir un muro a lo largo de la frontera con México. Pero, ¿para qué gastar en su monumento a la xenofobia si el número de indocumentados en Estados Unidos se ha mantenido estable desde 2009? Además, ¿qué tan eficaz sería el muro si el 40% de los indocumentados viene en avión con visa y luego se queda? ¿Y precisamente cómo pensaba deportar a 11 millones de personas durante ese lapso? (Para lograrlo, señala Ramos, se tendrían que expulsar a unas 15,000 personas al día.)

Las respuestas a esas preguntas eran de suma importancia, ya que perjudicarían no solo a los indocumentados que se convirtieron en el blanco de la agenda política de Trump, sino también a los más de cuatro millones de estadounidenses menores de edad con al menos un padre indocumentadoNiños como Fátima Avélica, quien vio a su padre ser arrestado por ICE de camino a la escuela.

Por eso, por todas esas familia, él se puso de pie en la rueda de prensa, así lo explica el reconocido periodista en su último libro, Stranger: El Desafío de un inmigrante latino en la era de Trump. Por eso, también, volvió a la sala de prensa después de ser expulsado. Porque su labor es exigir respuestas.

Fátima Avélica, acompañada de su hermana Yeleni, llora dando un discurso pidiendo la libertad de su padre. (Archivo/La Opinión)

En su libro, el enfrentamiento con Trump funge como un largo punto de partida para abordar el tema de la libertad de prensa, tanto en Estados Unidos como en México, donde decenas de periodistas han sido asesinados por ejercer su carrera.

Ramos, quien fue tachado de “activista” tras encarar a Trump en Iowa, fue igual de mordaz en sus críticas hacía el presidente Barack Obama, cuya administración deportó a millones de indocumentados, antes de implementar la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y después intentar proteger a los padres de esos jóvenes por medio de DAPA.

Nuestra fuerza e influencia como periodistas radica precisamente en nuestra independencia“, recalca Ramos, quien también fue empujado por el guardaespaldas de Fidel Castro.

Además del actual clima político, el libro de Ramos habla de su llegada a Estados Unidos en 1983; de su interminable lucha por dominar el inglés; y de su juventud en la Ciudad de México, la cual fue marcada por su madre, la “primera feminista” que conoció. A ella no la dejaron ir a la secundaria. Su deber era casarse y ser ama de casa. “Años después, cuando vio que sus cinco hijos se iban a la universidad, ella quiso hacer lo mismo”, dijo Ramos. Y así fue.

De allí, el conductor de Univision pasa a hablar de lo que es ocupar el espacio entre México y Estados Unidos, de no encajar bien en ningún sitio…y de lo bien que se siente.

Hay momentos en los que Ramos parece estar demasiado convencido de que Estados Unidos es una nación “creada por inmigrantes bajo los principios de libertad, igualdad y democracia“; sin embargo, reconoce que el país se fundó a base del trabajo de gente esclavizada y el genocidio de un sinnúmero de comunidades indígenas.

El periodista cierra su libro con una carta a sus hijos, Paola y Nicolás, en la cual les exhorta a nunca olvidar sus raíces y siempre luchar para que otros tengan las mismas oportunidades que ellos disfrutaron. Porque a pesar de ser ciudadano de Estados Unidos y haber vivido aquí por más de tres décadas, para algunos, Ramos jamás dejará de ser extranjero. “Regrésate a Univision” le dijo Trump. “Lárgate de mi país“, le dijo su seguidor. Entre muchas frases notables, la que más resuena en el escrito de Ramos, quien vio caer el muro de Berlín en 1989, es esta: “Hay veces en que es preciso desobedecer“.