Trump y republicanos centran esfuerzos en elección especial de Pensilvania

Demócratas y republicanos medirán fuerzas en elección especial por escaño en la Cámara de Representantes
Trump y republicanos centran esfuerzos en elección especial de Pensilvania
Trump vuelve a prender los rumores del despido del fiscal especial Robert Mueller
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

WASHINGTON— La Administración Trump y el Partido Republicano centraron este lunes sus energías en la elección especial de mañana martes en Pensilvania por un escaño en la Cámara de Representantes, mientras promueven a otros candidatos republicanos en estados clave para los comicios de noviembre próximo.

La elección especial por el escaño del distrito 18 de Pensilvania en la Cámara de Representantes, tras la renuncia del legislador Tim Murphy, es importante para los republicanos, porque una victoria del republicano Rick Saccone contra el demócrata Conor Lamb reforzaría su posición de cara a los comicios legislativos del próximo 6 de noviembre.

Lamb aventaja a Saccone en las encuestas, pero por un pequeño margen, y los republicanos lo han atacado como un “caballo de Troya”, porque es pro-armas y personalmente contra el aborto, aunque apoyo los derechos reproductivos de la mujer.

Según  una encuesta divulgada hoy por la Universidad Monmouth, Lamb aventaja a Saccone por seis puntos, 51% contra 45%, mientras un uno por ciento favorece a un tercer candidato, y el 3% de los votantes se declaró indeciso.

Los electores en el distrito están divididos sobre si los aranceles anunciados por la Administración Trump contra las importaciones de acero y aluminio beneficiarán a la economía local, pero no parecen tomarlo en cuenta para el voto de mañana.

El hijo de Trump, Donald Trump Jr., participó hoy en un acto electoral con Saccone en  una fábrica de caramelos, en el que destacaron los beneficios de la reforma tributaria y urgieron a los republicanos a salir a votar mañana.

El distrito, ubicado al oeste de Pensilvania y hace frontera con Virginia Occidental,  ha estado en manos republicanas desde hace 15 años, y el presidente Donald Trump ganó allí por casi 20 puntos en 2016 contra su rival demócrata, Hillary Clinton. En ese distrito, los latinos son 1,4% de la población, y menos del uno por ciento del electorado.

Aunque Trump apoyó públicamente a Saccone durante un mitin político el sábado pasado, en privado el mandatario se ha quejado de que éste es un candidato “débil”, mientras otros republicanos le reprochan que Lamb también lo han aventajado con creces en recaudación de fondos.

La presidenta del Comité Nacional Republicano (RNC), Ronna McDaniel, negó que Trump esté insatisfecho con Saccone, y afirmó ante la cadena televisiva Fox News que el mandatario “está trabajando lo más duro posible” para que éste gane, porque “él necesita más republicanos en el Congreso.

“El sabe que Conor Lamb se está postulando como un republicano, pero de seguro no votará a favor de (las políticas) de este presidente si llega al Congreso. Lo único que veo es a un presidente que respalda 100% al candidato que vendrá a ayudar a impulsar su agenda”, dijo McDaniel.

 

 

Lamb cuenta con el apoyo de la maquinaria demócrata y de líderes clave, como el exvicepresidente, Joe Biden.

Batalla campal en distritos clave

Por otra parte, McDaniel reconoció que en elecciones de mitad de término durante el primer mandato de un presidente nuevo, el partido gobernante suele perder algunos escaños en el Congreso, y el partido se ha estado preparando para esa realidad.

“Este país está mejor con un liderazgo republicano, y creo que vamos a poder argumentar por qué debemos mantener las mayorías (en ambas cámaras del Congreso), y que la gente pueda seguir obteniendo mejores salarios, más empleos” y una mejor economía, afirmó.

En ese sentido, también el RNC alista una ambiciosa estrategia, con más recursos y personal en distritos clave, para mantener el control de ambas cámaras del Congreso. Los demócratas también hacen lo propio, recordando a los votantes por qué conviene votar a favor de una agenda progresista.

En lo que sería su mayor operación sobre el terreno en la historia del Partido Republicano, el RNC prevé sumar 170 puestos a sus operaciones en 25 distritos clave para finales de este mes, para un total de más de 300, y contratará a otros 200 a inicios del verano.

Parte del personal que será desplegado a esos distritos, entre organizadores y líderes estatales, provendrá de la llamada Iniciativa de Liderazgo Republicana, que desde enero de 2017 ha dado capacitación a más de 9,000 voluntarios.

El RNC quiere aprovechar además la ventaja en recaudación de fondos que mantiene frente al Comité Nacional Demócrata (DNC). Según datos oficiales, el RNC ha recaudado desde enero de 2017 casi $145 millones, incluyendo los $12,4 millones recaudados en enero pasado, en claro contraste a los $67 millones que recaudó el DNC.