Hombre desamparado no podía pagar fianza de $330,000, así que un juez lo puso en libertad

El sospechoso llevaba casi ocho meses en la cárcel esperando el día de su juicio
Hombre desamparado no podía pagar fianza de $330,000, así que un juez lo puso en libertad
Por carecer de fondos para pagar una fianza, en California casi 46,000 (una de cada tres) personas permanecen encarceladas, a pesar de no haber sido declaradas culpables.
Foto: Archivo / La Opinión

Un hombre desamparado de San Francisco que llevaba casi ocho meses en la cárcel esperando el día de su juicio fue puesto en libertad por un juez federal el martes.

En julio, otro juez, integrante de la Tribunal Superior de la ciudad, estableció una fianza de $330,000 para James Reem, quien está acusado de hurto y robo. En ese entonces, el juez Garrett Wong determinó que era necesario establecer una fianza de esa cantidad porque Reem no había comparecido ante la corte en dos ocasiones anteriores y era posible que huyera si se le permitía salir sin pagar.

El defensor público Jeff Adachi, sin embargo, estableció que la razón por la cual Reem no se había presentado en esas ocasiones es porque estaba en la cárcel en otro sitio.

El lunes el juez federal Charles Breyer dictaminó que la decisión de Wong carecía de fundamento constitucional y exigió que el hombre sin hogar fuera puesto en libertad.

Este caso, señalo el diario San Francisco Chronicle, se suma a varios que ponen en cuestión al sistema de California, donde históricamente se han fianzas sin tomar en cuenta la capacidad de pagar del sospechoso.

Un tribunal de apelación estatal en San Francisco ha dictaminado que el sistema de California es inconstitucional, y prohibió que los jueces establezcan fianzas a niveles inasequibles, a menos que tengan pruebas de que un acusado representa un peligro o que es probable que huya si es puesto en libertad antes de su juicio.

Los fiscales locales no han apelado esta decisión, pero la Asociación de Fiscales del Distrito de California ha pedido que la Corte Suprema estatal la revoque. Mientras tanto, los legisladores estatales sopesan legislación para reformar el sistema.


NOTAS RELACIONADAS