Mueller emite citación a Organización Trump por investigación sobre Rusia

La noticia coincidió con el anuncio de sanciones contra Rusia por su interferencia electoral en 2016
Mueller emite citación a Organización Trump por investigación sobre Rusia
La investigación de Mueller se acerca al presidente Trump.
Foto: Getty Images

WASHINGTON— El fiscal especial Robert Mueller ha emitido una citación judicial para que la Organización Trump le entregue documentos relacionados con Rusia, en clara una señal de que su investigación busca escudriñar posibles vínculos de los negocios del presidente Donald Trump con ese país.

Aunque Mueller lleva meses investigando los negocios de la Organización Trump, la noticia de esta citación, entregada hace unas semanas y  divulgada primero por el diario “The New York Times”,  refleja que su oficina también está investigando sus posibles nexos con Rusia.

Lejos de concluir con rapidez, como quiere la Casa Blanca, la investigación de Mueller podría prolongarse durante meses, en lo que sería una distracción indeseada para Trump y sus aliados de cara a los comicios de noviembre próximo.

La citación no es una simple solicitud, tiene peso legal,  y acarrea graves consecuencias si el personal de la Organización oculta o elimina evidencia.

Durante su acostumbrada rueda de prensa, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo hoy que la postura de Trump no ha cambiado y cree “muy firmemente que no hubo colusión con Rusia”, y refirió toda pregunta sobre la citación de Mueller a la Organización Trump,

El abogado de la Organización Trump, Alan S. Futerfas, a su vez, dijo que la entidad está cooperando con la oficina de Mueller.

“Desde julio de 2017, hemos dicho al público que la Organización Trump está cooperando plenamente con todas las investigaciones, incluyendo la del fiscal especial, y está respondiendo a sus solicitudes”, dijo Futerfas en una declaración escrita.

“Esto es noticia vieja, y nuestra ayuda y cooperación con las distintas investigaciones sigue siendo la misma hoy”, puntualizó.

El abogado de la Casa Blanca, Ty Cobb, no ha hecho declaraciones a la prensa.

Al parecer, los documentos que Mueller ha solicitado relacionados con Rusia tienen que ver con transacciones realizadas antes de que Trump se postulara a la presidencia en junio de 2015.

El interés en los presuntos nexos de los negocios de la Organización Trump con Rusia se debe a que el FBI quiere determinar si el gobierno de Moscú, u otros individuos o entidades en ese país, tuvieron acceso a información comprometedora contra Trump.

Trump ha mantenido que la investigación –que además de la de Mueller incluye las de varios comités del Congreso-, es una “cacería de brujas”, alentada por demócratas que aún no aceptan su derrota en las urnas en 2016.

El año pasado, Trump había advertido que Mueller estaría cruzando una “línea roja” si intentaba ampliar el enfoque de su investigación hacia los negocios de su familia, más allá de la presunta interferencia de Rusia en los comicios presidenciales de 2016.

El pasado 19 de julio, Trump afirmó que sus negocios “no hacen dinero de Rusia”, y que no tenía inversiones en ese país.

Mueller fue designado como fiscal especial el año pasado para investigar una posible colusión entre miembros de la campaña presidencial de Trump con autoridades de Rusia durante la contienda de 2016.

La comunidad de inteligencia de EEUU ha concluido que Rusia sí tuvo interferencia en los comicios generales de 2016, aunque la Casa Blanca asegura que eso no influyó en los resultados.

Trump ha insistido en que ganó la presidencia por su mensaje económico y la presunta debilidad de su rival demócrata, Hillary Clinton. Rusia también ha negado las acusaciones.

El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, bajo control republicano, exoneró esta semana a Trump de la presunta colusión, pese a que se basó en un documento elaborado sin la participación de demócratas o expertos independientes,  y la investigación de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) sigue en marcha.

Tanto la oficina de Mueller como los investigadores del Congreso ya habían recibido de la Organización Trump documentos sobre reuniones y discusiones de los negocios de bienes y raíces del presidente, según la cadena CNN.

Según The New York Times, el equipo de Mueller ha interrogado a varios testigos sobre las presuntas actividades comerciales de Trump en Rusia en el pasado, así como la transferencia de dinero de los Emiratos Arabes Unidos a Estados Unidos.

Una de las actividades bajo la lupa es una fracasada negociación para la construcción de una Torre Trump en Moscú, en unos momentos en que la Organización Trump afrontaba problemas financieros.

Fuerte admonición contra Rusia 

La revelación de la citación contra la Organización Trump se produjo el mismo día  en que la  Administración anunciara nuevas sanciones contra entidades en Rusia y 13 individuos rusos por su intromisión en las elecciones de 2016.

Asimismo, la Administración también determinó que servicios de inteligencia de Rusia estuvieron detrás de una extensa operación de ciberataques hace un año que lograron infiltrar los sectores energético, nuclear, comercial, manufacturero, de aviación y de recursos hídricos en este país.

Según las autoridades,  el “hackeo” ruso logró acceso a sistemas informáticos y vigiló sistemas clave para la economía estadounidense, y los presuntos implicados intentaron borrar sus huellas para así ocultar su infiltración.

Las sanciones, anunciadas por el Departamento del Tesoro, son la admonición más pública de la Administración Trump contra Rusia por su interferencia electoral.

Legisladores demócratas y republicanos de ambas cámaras del Congreso habían criticado a Trump por tratar con tibieza al presidente ruso, Vladimir Putin, y por no actuar con rapidez para implementar las sanciones aprobadas por el Congreso el año pasado.

Creciente lista de acusados

Hasta la fecha, la amplia investigación de Mueller ha conseguido la presentación de cargos contra una veintena de individuos y compañías, la mayoría por cargos de mentir al FBI y evasión de impuestos, entre otros.

Esa lista incluye a cuatro exasesores políticos de Trump, 13 ciudadanos rusos, tres empresas rusas, el abogado Alex van der Zwaan, afincado en Londres, y Richard Pinedo, un residente californiano que vendió documentos falsos a personas en el exterior.

El expresidente de la campaña presidencial de Trump, Paul Manafort, afronta más de 300 años en prisión si es condenado como parte de la investigación de Mueller.

Una encuesta del Centro de Investigación Pew, divulgada hoy, indicó que el 61% de los estadounidenses cree que Mueller realizará una investigación “justa”, aunque el optimismo es mayor entre los demócratas. En cambio, la opinión pública ha puesto en duda que la Administración Trump hará “un esfuerzo serio” para evitar que Rusia vuelva a interferir en elecciones futuras en EEUU.