USCIS niega permiso a beneficiario de “DACA” para despedir a su abuelo moribundo en México

En agosto pasado, cuando DACA aún no se había terminado, su permiso también fue negado
USCIS niega permiso a beneficiario de “DACA” para despedir a su abuelo moribundo en México
Miles de inmigrantes en EEUU tienen que despedir desde lejos a sus seres queridos
Foto: Getty Images

Si hay algo de lo que la administración Trump carece es compasión. Así quedó una vez más demostrado luego de que el gobierno de Donald Trump negara un permiso de urgencia para un beneficiario de DACA que busca desesperadamente despedirse de su abuelo moribundo en us natal México.

Luis Fernando Tinoco, de 36 años, sabía que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) dejó de recibir ese tipo solicitudes tras la eliminación el año pasado de este programa, por lo que su petición fue un llamado a la compasión, según dijo a Efe.

“Me quiebra el corazón pensar en que no puedo verlo, no puedo abrazarlo, no puedo expresarle cuánto lo quiero”, lamentó el inmigrante que vio a su abuelo por última vez hace 30 años cuando emigró de México hacia Estados Unidos siendo un menor de edad.

Este “soñador”, como se conoce a los beneficiarios de la Acción Diferida, el programa que puso en marcha en 2012 el entonces presidente Barack Obama, quería despedirse de su abuelo, Gabriel Tinoco, de 90 años, quien fue hospitalizado esta semana en su natal Durango, en México, por un problema cardíaco.

Luis Tinoco, propietario de un negocio automotriz que da empleos a ciudadanos estadounidenses, según mencionó, llegó hoy a las oficinas locales de USCIS acompañado de activistas, familiares y otros beneficiarios de DACA, en un desesperado intento por lograr un permiso de emergencia para salir del país.

Si bien los dos bloqueos judiciales que recibió la orden ejecutiva del presidente Trump impidieron la eliminación efectiva de DACA sus beneficiarios no vieron restituidos la posibilidad de solicitar permisos temporales para salir del país.

“Si son horas, si es un día, si es una semana, lo que sea, pero les exijo que por favor tengan un poquito de compasión. Mi abuelo no se está poniendo mejor. Su edad sigue avanzando, su salud sigue empeorando”, reclamó Tinoco.

USCIS, sin embargo, negó hoy la petición de este “soñador” tras argumentar que desde el pasado 5 de septiembre no procesan solicitudes de viaje para los acogidos a este programa y en su lugar le recomendó enviar una solicitud de carácter humanitario a un centro en Nebraska.

A finales de agosto pasado, cuando el programa aun estaba activo, el inmigrante realizó este trámite pero la solicitud fue negada ya que se necesitaba que los documentos sobre la condición médica de su abuelo fueran más actuales, según explicó Tinoco.

Dulce García, abogada de inmigración y también beneficiaria de DACA, refirió que el permiso humanitario tarda y lo que necesita Luis es un permiso para viajar lo antes posible, dada la condición delicada de su abuelo.

“Es triste que nos estén tratando de esta manera”, dijo la abogada.