Senadores demócratas exigen que ICE cese detención de embarazadas

Salvo detenciones "obligatorias", ICE no pondrá en libertad automáticamente a mujeres embarazadas
Senadores demócratas exigen que ICE cese detención de embarazadas
El Gobierno de Donald Trump está endureciendo sus políticas migratorias
Foto: John Moore / Getty Images

WASHINGTON— Un grupo de ocho líderes demócratas del Senado envió este jueves una carta al director interino de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) Tom Homan, exigiendo que revierta la nueva política de mantener bajo custodia a mujeres embarazadas.

El pasado 29 de marzo, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció la decisión de terminar con la práctica de la Administración Obama de dejar en libertad a embarazadas detenidas por ICE, salvo en situaciones excepcionales.

Bajo la nueva política, salvo las personas sujetas a “detención obligatoria”, ICE no dejará en libertad automáticamente  a las embarazadas sino que lo determinará “caso por caso”.  Y mantendrá bajo su custodia a las que considere que son un “peligro”para la comunidad o sean un riesgo de fuga.

En la carta, los senadores urgieron a Homan a que revierta la decisión, por considerar que, en todo caso, la detención de mujeres embarazadas es “cruel, arriesgada, y por lo tanto casi nunca justificada”.

Además de las condiciones físicas y psicológicas que conlleva un embarazo, las embarazadas en centros de detención afrontan presiones adicionales por su confinamiento, acceso poco fiable a cuidado de salud adecuado, aislamiento social, y la incertidumbre por su caso migratorio, explicaron.

Todo esto tiene un efecto cumulativo que puede crear “serios riesgos de salud”, incluso la pérdida del embarazo y muerte fetal, advirtieron.

Para los senadores, la decisión de la Administración es aún más temeraria si se toma en cuenta que ICE no ha podido atender plenamente las necesidades médicas, de salud mental y nutricional de las embarazadas en sus centros de detención. Aunque la agencia asegura que atiende bien a las embarazadas y también les ofrece cuidado posnatal, “existen múltiples informes” de que ese no es el caso, apuntaron en la misiva.

En un caso, una salvadoreña con cuatro meses de embarazo se quejó de fuerte sangrado y dolor pero no fue trasladada a un hospital sino hasta después de 24 horas, pese a que pidió atención médica. Al llegar al hospital, los médicos confirmaron que había perdido el bebé.

Salvo que haya necesidad de mantener bajo custodia a una embarazada, porque es un peligro para sí misma o los demás, o es un peligro para la seguridad pública o nacional, la detención de embarazadas por infracciones migratorias no tiene justificación, argumentaron.

Ante el hecho de que existen alternativas a su detención, incluso con registros periódicos en oficinas locales de ICE, “no existe una justificación plausible” para que los agentes tengan mayor “discreción” para decidir la detención de embarazadas, subrayaron los senadores, que no fijaron plazo para una respuesta.

La carta está firmada por los senadores Catherine Cortez Masto, de Nevada; Patrick Leahy, de Vermont; Bob Menéndez, de Nueva Jersey; Patty Murray, de Washington; Mazie K. Hirono , de Hawai; Richard Blumenthal, de Connecticut; Elizabeth Warren, de Massachusetts, y Kamala D. Harris, de California.