¿Qué ocurrirá si se aumenta el octanaje de la gasolina?

Fabricantes buscan aumentar el octanaje de la gasolina mientras el Gobierno quiere más energía verde

¿Qué ocurrirá si se aumenta el octanaje de la gasolina?
¿Beneficia un mayor octanaje?
Foto: Pixabay

Para nadie es un secreto que la industria automotriz no tiene gran interés en el desarrollo de los autos con energía limpia como medio de propulsión, por ello hace unas semanas los constructores llegaron a las vías legales para detener los intentos del Gobierno de Estados Unidos de impulsar los autos eléctricos.

La industria ha ganado y logró que el gobierno se detuviera con respecto a la pronta adopción de autos eléctricos y ahora van más allá al presionar al Congreso para que cree una legislación que obligue que el octanaje de la gasolina sea aumentado de 89 a 91.

Lo curioso es que mientras el resto del mundo trata de tomar medidas para generar una rápida adopción de los automóviles eléctricos, incluso previendo la futura prohibición de los autos a gasolina en Francia y Alemania para 2021, en Estados Unidos, parece no preocupar.

El dominio de Estados Unidos en el mundo de la industria petrolera, logra que la gasolina sea en realidad barata en el país, por ejemplo, mientras en México un galón de gasolina costaría cerca de cuatro dólares, en nuestro país, promedia $2.50. 

La carestía es mayor si tomamos en cuenta que el salario mínimo en México alcanza apenas 5 dólares por jornada de ocho horas, mientras que en Estados Unidos es de $58, lo que implica que en una sola jornada, un estadounidense pude comprar 23 galones por poco más de uno que se compraría en la Frontera Sur.

Una vez explicado esto, les contaremos también que la mayoría de la gasolina en el mundo es de 91 o 92 octanos, mientras que en Estados Unidos la media es de 87.

El aumento de octanaje genera una mejor combustión y mejor aprovechamiento del combustible, lo que también produce menor cantidad de gases contaminantes.

Según los constructores de autos estadounidenses, este aumento de octanaje representará un tres por ciento de mejora en la economía de combustible (millas por galón) y solo incrementaría esa misma cantidad, 3 %, su costo.

La gasolina con más octanos vuelve más estable la compresión en el arranque lo que implica que se puedan desarrollar motores con mayor radio de compresión lo que genera menos gasto de gasolina, sin sacrificar potencia.