Padres exigen conocer a los candidatos a superintendente del LAUSD

La próxima reunión para votar sobre el próximo líder será el martes 1 de mayo
Padres exigen conocer a los candidatos a superintendente del LAUSD
LAUSD
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Como padres de estudiantes de escuelas públicas, José Macías y Ana Carrión, quieren conocer a los candidatos para ocupar el cargo de superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) ya que su liderazgo involucra la educación de sus hijos.

“Yo estoy preocupado por la falta de transparencia en los candidatos… Solo sé lo que he leído en el periódico”, dijo Macías, quien tiene a una hija en la secundaria chárter Cleveland en Reseda y otra en la escuela intermedia de Chatsworth.

El residente de Reseda dijo que los padres no han tenido la oportunidad de conocer las metas de los candidatos como en años anteriores.

Por su parte Carrión, madre de un alumno del sexto grado de la escuela Foshay Learning Center del sur de Los Ángeles, señaló estar preocupada de que la mesa directiva no los tome en cuenta.

“Tiene dos meses que hicieron la convocatoria [para los candidatos] y no nos avisaron”, dijo Carrión, quien ha estado involucrada en la educación de sus cuatro hijos —tres de ellos graduados del sistema LAUSD— en los pasados 22 años.

La búsqueda de un nuevo superintendente comenzó después de que la entonces superintendente Michelle King anunciara sus planes de jubilarse a fin de año debido a que padece de cáncer.

José Macías dijo que cuando King fue elegida superintendente en 2016 se llevaron a cabo varios foros comunitarios, lo que permitió a los padres de familia dar sus opiniones ante la junta directiva de educación.

No obstante —indicaron— que esta vez, la junta ha realizado los procesos de elección a puertas cerradas. El 20 de abril se dio un intento por escoger a un superintendente pero tras cinco horas de reunión, la junta directiva no pudo llegar a una selección.

José Macías junto a sus dos hijas Julia Macías (izq.) y Lucia Macías, ambas estudiantes del sistema LAUSD. (Suministrada)Este viernes uno de los tres candidatos más destacados para el puesto, Andrés Alonso, exsuperintendente de Baltimore, se retiró de la contienda.

“Para aquellos que me envían buenos deseos en el trabajo para superintendente, [quiero avisarles que] me retiré del proceso el lunes.

Cuando surgió la posibilidad en relación al sistema escolar amé [la idea]. Ahora doy gracias a la junta del LAUSD por la consideración y deseo lo mejor a mi ciudad”, escribió en su cuenta de Twitter.

Con el retiro de Alonso, ahora solo quedan Vivian Ekchian, quien ha servido como superintendente interina desde que King se ausentó por razones médicas en septiembre y el exbanquero de inversión y filántropo Austin Beutner.

El candidato seleccionado estará a cargo del segundo distrito escolar más grande del país —después de Nueva York— y que tiene un presupuesto de $7,500 millones. Supervisará a unos 60,000 empleados y será responsable por la educación de más de medio millón de estudiantes.

(Segunda a la izq.) Ana Carrión con un grupo de madres de familia pidieron hablar con sus representantes escolares el 19 de abril. Unto a ella Leslie Ortiz, Stacy Kruse, Laura Baz, Evelyn Alemán y Christine Mills (Suministrada)

Los padres no se quedan de brazos cruzados

Los padres de familia ya se han dado a la tarea de literalmente tocar las puertas de sus representantes en la junta directiva de educación de LAUSD para exponer sus preocupaciones.

El 19 de abril un grupo de ellos llegó a las oficinas centrales de LAUSD en el centro de Los Ángeles para hablar con cinco de los siete representantes de la junta escolar a pedir que sus voces y las de sus hijos sean escuchadas en el proceso de selección.

“Quiero saber cuáles son las calificaciones de los candidatos. Quiero estar seguro que mi representante en la junta directiva tomará el voto indicado”, dijo Macías.

“Queremos conocerlos y que expongan su plan de educación. Este es un puesto pagado por los contribuyentes y la selección tiene que ser pública”, añadió Carrión.

“Este es un distrito multiétnico con cincuenta y tantos idiomas, estudiantes foster [de casas de crianza], estudiantes en las cárceles, madres jóvenes embarazadas y los siete proyectos de escuelas del hogar y bibliotecas”, recalcó Carrión cuestionando si los candidatos están listos para la posición.

El 19 de abril un grupo de ellos llegó a las oficinas centrales de LAUSD en el centro de Los Ángeles para hablar con cinco de los siete representantes de la junta escolar pidiendo que sus voces y las de sus hijos sean escuchadas en el proceso de selección.

“Quiero saber cuales son sus calificaciones de los candidatos. Quiero estar seguro que mi representante en la junta directiva tomará el voto indicado”, dijo Macías.

“Queremos conocerlos y que expongan su plan de educación. Este es un puesto pagado por los contribuyentes y la selección tiene que ser pública”, añadió Carrión. “Este es un distrito multiétnico con cincuenta y tantos idiomas, estudiantes Foster, estudiantes en las cárceles, madres jóvenes embarazadas, niños en escuelas de crianzas y los siete proyectos de escuelas del hogar y bibliotecas”, recalcó Carrión cuestionando si los candidatos están listos para la posición.

Vivian Ekchian ha servido como superintendente interina desde que King se ausentó en 2017. / foto: lausd.net

Austin Beutner, exbanquero de inversión y filántropo, es otro mencionado en el proceso. / foto: laschoolreport.

Inclusión es la clave

Ambos padres de familia concordaron que durante la ausencia de King, ellos han tenido la oportunidad de conocer más de cerca a la superintendente interina Ekchian y confían que ella pudiera ser la candidata perfecta para ser ascendida a superintendente.

Carrión, quien reside en el sur de Los Ángeles, dijo que la superintendente King comenzó a incluir a los padres de familia en presentaciones y algunas reuniones con la junta y Ekchian ha continuado el liderazgo a la perfección.

“Nosotros damos recomendaciones y nos agrada que nos incluyan”, dijo Carrión temiendo que el próximo superintendente pueda dejarlos fuera nuevamente.

Carrión dijo que como padres de familia quieren saber exactamente la inquietud de los candidatos, el porqué quieren este puesto.

“Yo quiero saber cómo [los candidatos] pueden garantizar que mis hijas reciban la mejor educación posible”, añadió Macías. La próxima reunión para la votación del superintendente se llevará a cabo el 1 de mayo.

Por su parte, el LAUSD dijo en un correo electrónico que la búsqueda para el puesto de superintendente es confidencial y que no hay más información que la dada a conocer en su pagina web, donde hay una sección para que las personas manden sus comentarios.
Además señaló que la junta del próximo martes a las 9:00 a.m. estará abierta al público. Para más información visita: bit.ly/2HzbW6h

?>