Volcán Kilauea: Por qué es peligroso que la lava llegue al mar

Columnas de humo se formaron en Hawaii cuando la roca fundida del volcán Kilauea en erupción hizo contacto con el agua salada. Y esto puede ser muy peligroso para la salud, advierten las autoridades
Volcán Kilauea: Por qué es peligroso que la lava llegue al mar
Los flujos de lava llegaron al océano y crearon nubes conocidas como "laze", ya en mayo. Getty Images
Foto: Mario Tama / Getty Images

Una nueva amenaza afecta a los habitantes de Hawaii.

Y es que más allá de las continuas explosiones que está dejando la erupción del volcán Kilauea en la mayor isla de Hawaii y de la lava que arrasa con todo a su paso, se suma el problema de los gases que se desprenden cuando la lava toca el océano.

El gobierno local dice que dos flujos de lava llegaron al océano Pacífico, creando nubes espesas conocidas en inglés como laze, por la combinación de las palabras lava y haze (neblina).

¿Por qué son peligrosas?

Las nubes contienen ácido clorhídrico y partículas de vidrio que pueden causar irritación y dificultades para respirar.

El Servicio Geológico de los Estados Unidos describe a “laze” como una “mezcla de gas caliente corrosivo”.

Cuando la lava fundida toca el agua de mar, la reacción química puede crear “condiciones nebulosas y nocivas”, dijo el USGS en un comunicado.

Agregó que “incluso los bordes tenues” de las nubes son suficientes para causar irritación.

“Salpicaduras de lava”

Kilauea, en la Isla Grande de Hawái, entró en erupción a principios de mayo y la situación de los residentes ha ido empeorando constantemente.

Las autoridades advirtieron que las emisiones tóxicas de gases volcánicos “se triplicaron como resultado de las recientes erupciones”.

“Manténgase alejado de cualquier pluma en el océano (columna de humo). La pluma viaja con el viento y puede cambiar de dirección sin previo aviso”, según la Agencia de Defensa Civil de Hawaii.

También dijo que las calles fueron cerradas y advirtió a la gente que evite las áreas afectadas.

El domingo se reportó la primera lesión seria cuando un hombre fue herido por una “salpicadura de lava” al ser alcanzado por roca fundida en forma de proyectil mientras estaba sentado en su balcón.

“Le pegó en la tibia y le destrozó la pierna”, dijo Janet Snyder, vocera del alcalde del condado de Hawaii sobre el incidente.

Las salpicaduras de lava pueden pesar “tanto como un refrigerador”, agregó en declaraciones citadas por la agencia Reuters.

Una pared de lava también bloqueó parte de una carretera costera, cortando una ruta de escape clave para los residentes y obstaculizando las evacuaciones.

Lava impredecible

Mapa de la lava vista desde el espacio.

Los geólogos advierten que el comportamiento de los flujos de lava es impredecible e instan a los residentes a obedecer todas las advertencias de la defensa civil de Hawaii.

Una gran explosión ocurrió en la cumbre del Kilauea que se extendió desde la medianoche del viernes hasta el sábado por la noche, enviando una nube de gas volcánico de unos 3 km al aire.

Miles de personas dejaron sus hogares en algunas áreas de la isla y también se produjeron varios incendios en bosques.

A pesar de las preocupaciones de seguridad en algunas áreas residenciales y la inquietud de que la ceniza volcánica pueda interferir con los viajes aéreos, muchas actividades turísticas siguen abiertas, al igual que los aeropuertos de la isla.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.