Dianne Feinstein y Kevin de León pasan a la segunda fase en la carrera californiana por el Senado de EEUU

La moderada Feinstein obtuvo un 43 % de los votos y el más progresista De León, un 11 %

Dianne Feinstein (izda) y Kevin de León (dcha).
Dianne Feinstein (izda) y Kevin de León (dcha).
Foto: Getty Images / Twitter

Para la segunda elección estatal consecutiva, los votantes de California elegirán entre dos demócratas para el Senado de EEUU: Dianne Feinstein y Kevin de León; o sea, los favoritos.

Tal y como cabía esperar, Dianne Feinstein, senadora actual, obtuvo la primera posición, mientras que el senador estatal Kevin de León alcanzó la segunda, lo que le permitirá batirse en duelo con ella el 6 de noviembre. Los votantes habrán entonces de elegir entre la fortaleza moderada de ella y el atractivo progresismo de él.

Eso sí: De León ingresa a las elecciones generales con una desventaja decisiva en la recaudación de fondos. Feinstein recaudó casi $13 millones de dólares antes de las primarias, incluidos $5 millones de dólares de su propio dinero que prestó a su campaña. Eso le permitió publicar anuncios televisivos en toda California en las últimas semanas de la campaña y aún tener un cofre de guerra de $7 millones de dólares para las elecciones generales, casi 10 veces más que lo que De León tenía en el banco el 30 de marzo (recaudó poco más de $1.1 millones de dólares desde que comenzó a hacer campaña el otoño pasado).

Feinstein obtuvo un 43 % de los votos y De León, un 11 %. Cerca de este último quedó el republicano James Bradley, con 8 %, seguido de otro republicano: Arun Bhumitra, con el 5 %.