Condado de Orange aprueba millones de dólares para entrenamiento contra tiroteos en las escuelas

Sheriff del condado de Los Ángeles realiza simulacro de emergencia en hospital de Norwalk
Condado de Orange aprueba millones de dólares para entrenamiento contra tiroteos en las escuelas
Agentes del Sheriff del condados Ángeles durante un simulacro en el Metro State Hospital de Norwalk. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Los supervisores del condado de Orange aprobaron esta semana un contrato de $4 millones por tres años con el Departamento de educación de esa región para realizar un proyecto de reducción de la violencia en las escuelas que incluye la capacitación contra tiradores activos.

El Condado ha tenido un programa de Servicios de Prevención de Violencia Escolar que se remonta a 2013, pero este año se agregó el entrenamiento contra tiradores.

El programa incluye el suministro de expertos en “respuesta a crisis” para responder ante emergencias, la educación y la formación sobre cómo la violencia puede afectar “el desarrollo del cerebro de un niño”, los servicios de lucha contra la intimidación, y maneras de ayudar a los estudiantes que enfrentan “comportamientos de alto riesgo” y el estrés relacionado con el “trauma y o violencia”.

El entrenamiento de tirador activo incluirá  “foros comunitarios, simulacros de tirador y entrenamiento proactivo de evaluación de amenazas”, según un informe del personal.

Administradores escolares, profesores, policía escolar y otros miembros del personal serán entrenados para evaluar y responder a las amenazas. El entrenamiento llegará de las agencias policiales locales, de los alguaciles del condado de Orange, funcionarios de libertad condicional, fiscales, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) y otros expertos en salud mental.

 

Agentes del Sheriff se resguardan al enfrentar a un supuesto atacante durante un simulacro en Norwalk esta semana. (Aurelia Ventura/La Opinion)

El dinero para el programa vendrá de la Proposición 63 y se repartirá en incrementos de aproximadamente $1.3 millones anualmente.

“Prácticamente todas las semanas un pistolero abre fuego contra un grupo de gente inocente”, dijo el supervisor Todd Spitzer durante la reunión donde se aprobó el programa. “Los miembros más vulnerables de la sociedad son niños indefensos que están atrapados en sus aulas o cafetería. Vamos a aprender técnicas de los mejores en la aplicación de la ley que aumentará sustancialmente la posibilidad de que todos salgan vivos durante una de estas horrendas tragedias”.

Simulacro en Norwalk

Para hacer frente y estar preparados antes estos trágicos sucesos, el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles y otras agencias del orden local se reunieron esta semana en un hospital de Norwalk donde realizaron un simulacro de un tirodor activo.

El escenario era un hombre que prendía humo dentro del nosocomio y abría fuego contra los agentes que respondían a la emergencia.

“En los últimos meses ha habido muchos tiradores activos en las escuelas, en las tiendas, en los hospitals y tenemos que entrenar por si algún día pasa esto en alguna de las ciudades que patrullamos”, dijo Joana Warren, vocera del Sheriff.

“Esto nos ayuda para que trabajemos juntos con otros departamentos, con los bomberos para prevenir y si pasa, ayudar a las personas involucradas, a las víctimas”, recalcó Warren.

“Nuestra prioridad es llegar, arrestar al sopechoso y que no haya más víctimas, más heridos”, indicó.