1 de cada 3 adultos toma medicinas que causan depresión

Un estudio halla unas 200 medicinas comunes que pueden causar depresión y llevar al suicidio
1 de cada 3 adultos toma medicinas que causan depresión
Más de 200 medicinas de uso común pueden causar depresión.
Foto: Getty Images

Más de un tercio de los adultos en los Estados Unidos toman medicamentos recetados sin saber que podrían causar depresión o aumentar el riesgo de suicidio, divulga un estudio publicado recientemente.

Investigadores de la Universidad de Illinois en Chicago analizaron el uso de medicamentos de más de 26,000 adultos entre 2005 y 2014 que a su vez participaron en una encuesta más grande de salud y nutrición.

Descubrieron que más de 200 medicamentos recetados y de uso común presentan riesgos de depresión o suicidio como posibles efectos secundarios.

Los tipos de medicamentos incluyen medicamentos anticonceptivos hormonales, para regular la presión arterial y medicamentos para el corazón, inhibidores, antiácidos y analgésicos.

“Muchos pueden sorprenderse al saber que sus medicamentos, a pesar de no tener nada que ver con el estado de ánimo o la ansiedad o cualquier otra condición normalmente asociada con la depresión, pueden aumentar su riesgo de experimentar síntomas depresivos y pueden conducir a un diagnóstico de depresión”, dijo el autor principal Dima Qato, profesor asistente de sistemas de farmacia, resultados y política en la Facultad de Farmacia de la universidad, en un comunicado. Los hallazgos fueron publicados en el Journal of the American Medical Association.

El estudio señala que muchos de los medicamentos enumerados se usaron al mismo tiempo, lo que aumentó el riesgo de sufrir depresión. Los investigadores encontraron que aproximadamente el 15% de los adultos que usaron simultáneamente tres o más de estos medicamentos experimentaron depresión, en comparación con el 5% de las personas que no usaron ninguno de los medicamentos.

Qato espera que la investigación genere advertencias mejoradas sobre cómo estos medicamentos recetados podrían llevar a la depresión.

“Muy pocas de estas drogas tienen etiquetas de advertencia, por lo que hasta que tengamos soluciones a nivel público o del sistema, es responsabilidad de los pacientes y los profesionales de la salud estar al tanto de los riesgos”, dijo.