USCIS analiza huellas dactilares antiguas para quitar “Green Card” y ciudadanía a inmigrantes

"Puede pasar algún tiempo hasta que lleguemos a su caso, pero llegaremos a ellos" dijo el director de USCIS
USCIS analiza huellas dactilares antiguas para quitar “Green Card” y ciudadanía a inmigrantes
Poderoso plan del gobierno para combatir el fraude migratorio
Foto: Getty Images

El gobierno de Donald Trump está analizando las huellas dactilares de inmigrantes de hace décadas en un esfuerzo para quitar la “Green Card” y ciudadanía a inmigrantes que mintieron o falsificaron sus nombres a la hora de regularizar su situación migratoria.

De esta forma la revocación de la ciudadanía, tratada durante mucho tiempo como una medida drástica reservadas para extranjeros que cometen crímenes atroces o actos de fraude, se convierte en la nueva pena máxima para combatir el fraude migratorio.

Bajo el nuevo plan del USCIS, anunciado por su director Francis Cissna, se informó que la agencia está investigando miles de viejos registros y archivos de huellas dactilares para determinar si los extranjeros hicieron declaraciones falsas o fraudulentas en sus intentos de obtener residencia en los Estados Unidos.

Las huellas dactilares recogidas en la década de 1990 se están comparando con las impresiones más recientes proporcionadas por extranjeros que solicitan la residencia legal y la ciudadanía estadounidense.

Si las huellas dactilares de décadas acumuladas durante una deportación concuerdan con las de alguien que no divulgó esa deportación en su solicitud de naturalización o que usó un nombre diferente, esa persona será blanco de una nueva división de investigación con sede en Los Ángeles.

Por esta razón USCIS está contratando una numeroso grupo de abogados y oficiales de inmigración para revisar los casos de estos inmigrantes que recibieron ordenes de deportación pero que pudieron utilizar identidades falsas para permanecer en el país y así conseguir la ciudadanía.

Cissna dijo que los casos serán remitidos al Departamento de Justicia, cuyos abogados entrarán en el proceso de despojar a esas personas de sus ciudadanía mediante procesos judiciales civiles.

En algunos casos, los abogados del gobierno podrían presentar cargos criminales relacionados con el fraude, añadió el director de USCIS.

“Puede pasar algún tiempo hasta que lleguemos a su caso, pero llegaremos a ellos”, dijo Francis Cissna de forma categórica.