Con sabor a Oaxaca: el Festival Guelaguetza en L.A. cumple 31 años

Busca que los hijos de inmigrantes oaxaqueños no pierdan las tradiciones; el festival en Lincoln Park continúa hoy domingo
Con sabor a Oaxaca: el Festival Guelaguetza en L.A. cumple 31 años
Los bailarines tienen entre 4 y 14 años. / Fotos:Aurelia Ventura.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Los fulminantes rayos de sol que caían a plomo sobre Los Ángeles no impidieron que las familias salieran a celebrar el Festival Guelaguetza Oro 2018 que se celebra este fin de semana en el Lincoln Park.

Más de 200 niños de entre cuatro y 14 años, vestidos con trajes típicos de los diferentes pueblos del estado de Oaxaca, en México, bailaron danzas tradicionales de sus padres y abuelos inmigrantes.

“Este año estamos celebrando 31 años de la Guelaguetza en Los Ángeles, un festival 100% cultural y familiar para disfrutar un poquito de lo que es nuestro bello estado de Oaxaca”, dice Isaí Pazos, organizador del Festival Guelaguetza Oro 2018.

“Aquí en Los Ángeles, tenemos una comunidad muy grande de oaxaqueños, muy orgullosa de sus tradiciones y cultura. Lo que estamos haciendo hoy con este festival, es difundir la cultura oaxaqueña a las segundas y terceras generaciones para que sigan nuestras tradiciones y no mueran”, explica.

Niños danzantes durante el Festival Guelaguetza ORO 2018 en el Lincoln Park de Los Angeles. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Pazos confiesa que el festival de La Guelaguetza en Los Ángeles es muy especial para él porque le hace recordar su tierra, de donde viene y de donde son sus padres. “Este evento hace sentir como si estuvieras en Oaxaca, con la música de viento, de banda, con los bailes tradicionales, el colorido de los trajes. En mi caso me regresa a la sierra norte de Oaxaca, a una comunidad que se llama Villa de Hidalgo, de donde soy y de la que muchos al salir ya no quieren regresar por la necesidad”, cuenta.

Pazos llegó a vivir a Los Ángeles pero desde los ocho años ha ido y venido a Oaxaca. “Mis abuelos vinieron como braceros. Decía que venían por dos años, pero mis papás luego llegaron y a mi me trajeron a los cuatro años y medio”, comenta.

La Guelaguetza es una fiesta cultural que se celebra una vez al año en la ciudad de Oaxaca y algunos pueblos cercanos. La celebración incluye desfiles y un festival con bailes tradicionales, bandas, comida típica y la exposición y venta de artesanías sobre todo de textiles.

Tambié hay variedad de artesanías. / Foto: Aurelia Ventura. 

Denise Tomas de un año y medio de edad disfruta de una tlayuda, un platillo tradicional de Oaxaca durante el Festival Guelaguetza ORO 2018 en el Lincoln Park de Los Ángeles. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Sábado para los niños

El primer día de la Guelaguetza en Los Ángeles estuvo dedicado a los niños con un festival infantil. “Ver a estos niños participando en la Guelaguetza nos hace sentir que estamos haciendo algo bien. Ellos en lugar de estar en las calles o pintarrajeando una pared, después de la escuela se dedican a aprender baile, música y arte oaxaqueños”, dice Isaí Pazos.

La pareja de inmigrantes oaxaqueños Cecilia Chimil y su esposo Abel Tomás acudieron con sus hijos Oliva de 8 años, Santiago de 6 años y Denisse de 1 año y medio a la Guelaguetza angelina.

“Nos hace recordar la cultura de los pueblos de Oaxaca”, dice Cecilia Chimil quien hace 13 años emigró  a Los Ángeles. “Disfruto mucho los bailes, los sones, la vestimenta. Me da mucha alegría”, añade.

Y explica que lleva a sus tres niños que ya nacieron en Estados Unidos para que sepan de dónde vienen sus padres. Su esposo Abel Tomás es de pocas palabras, pero mientras se come gustoso una tlacoya, un platillo tradicional de Oaxaca, acepta que le gusta mucho asistir a esta fiesta cultural.

Los tres hijos de Tomas-Chimil bailaron varios sones y jarabes en el festival. “Es el segundo año que participan”, dice contenta la madre.

Gelacio Méndez teje en su telar durante el Festival Guelaguetza ORO 2018 en el Lincoln Park de Los Angeles. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Nostalgia por la tierra de origen

Gelacio Méndez, un inmigrante de Santa Ana del Valle, un municipio de Oaxaca llegó con su telar al festival La Guelaguetza. Lo montó y en un par de mesas colocó los sarapes, bolsas y monederos de lana que fabrica en su telar cuando sale de su trabajo en el área de mantenimiento en un mercado.

“A mi de joven me tocó disfrutar la Guelaguetza en Oaxaca. A los 25 años me vine a Los Ángeles. Desde entonces no he faltado al festival de aquí de Los Ángeles”, observa.

Pero el Festival de La Guelaguetza en Los Ángeles para Gelacio Méndez es más que una oportunidad para vender y exponer sus artesanías. “Después de vivir en este país por 37 años, La Guelaguetza me remonta a Oaxaca. Siento mucha nostalgia y añoranza por mi pueblo.  Yo he estado en este país por necesidad, pero nunca me he sentido acogido por más que he tratado”, confiesa Gelacio Méndez de 62 años, padre de dos hijos nacidos en Los Ángeles.

Beatriz Pablo al centro prepara tejate, una bebida tradicional de Oaxaca durante el festival Guelaguetza Oro 2018. (Aurelia Ventura/La Opinion)

 

Virginia Hernández prepara los tradicionales molotes . / Aurelia Ventura.

Orgullo oaxaqueño

Desde hace seis años, Beatriz Pablo llega al festival Guelaguetza a vender Tejate, una bebida tradicional de Oaxaca, hecha a base de maíz y cacao que ella misma prepara. Viene vestida con el traje tradicional de su pueblo San Bartolomé Quielana. Porta una blusa de gasa bordada por ella misma, una falda que no es más que una tela de cuadros que se enreda al cuerpo. La cabeza se la cubre con una alegre mascada multicolor. “Me gusta mucho venir a vender el tejate. Me hace sentir muy orgullosa de ser oaxaqueña”, dice.

Mientras Mónica Hernández vende pan de dulce del restaurante Valle Oaxaqueño, dice que la Guelaguetza le hace recordar sus raíces. “Son muchas emociones, escuchar la música, ver los trajes típicos y a los paisanos”, externa esta inmigrante nacida en la ciudad de Oaxaca.

Según un estudio de UCLA, hay más de medio millón de inmigrantes oaxaqueños en el condado de Los Ángeles. “Tenemos 42 bandas musicales, seis grupos folklóricos oaxaqueños. Cada semana hay un evento oaxaqueño. Y siempre tenemos una fiesta comunitaria. Los Ángeles es la ciudad de Estados Unidos con más oaxaqueños”, señala Isaí Pazos.

Jóvenes hijas de padres oaxaqueños participan en el Festival Guelaguetza ORO 2018 en el Lincoln Park de Los Angeles. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Para asistir al festival hoy domingo vsita el Lincoln Park ubicado en el 3501 de Valley Bulevar en Los Ángeles con código postal 90031. La entrada es gratuita. El festival es de 9 a.m. a 9 p.m.

Además de poder admirar el folklore y la cultura oaxaqueña a través de sus bailes, trajes típicos y su música, los asistentes tienen la oportunidad de saborear una amplia variedad de platillos tradicionales y comprar artesanías típicas de Oaxaca.

 

Alrededor de la web