Ganó la lotería con 16 años, lo perdió todo y asegura que ahora es más feliz

Callie Rogers aseguró que su juventud le hizo tomar malas decisiones al tener tanto dinero en sus manos
Ganó la lotería con 16 años, lo perdió todo y asegura que ahora es más feliz
Una foto de Callie cuand ganó la lotería.
Foto: YouTube

Muchos aseguran que el dinero no compra la felicidad y eso podemos comprobarlo de muchas maneras, aunque no podemos negar que este sí que nos facilita la vida, siempre y cuando no lo gastes en tonterías y sepas administrarlo.

Eso fue justamente lo que le faltó a Callie Rogers, una chica británica que en 2003 hizo historia en su país al convertirse en la ganadora más joven de un premio mayor de la lotería, al hacerse acreedora a un premio, en ese entonces de 1.87 millones de libras, es decir unos $2.26 millones de dólares. 

Callie, quien en ese entonces tenía 16 años, vivía desde hace algún tiempo en el hogar de una familia que ayuda a niños y jóvenes que viven violencia en sus hogares, y trabajaba en una tienda. Con el dinero de su premio, de inmediato se compró una casa y poco a poco se fue gastando el dinero hasta desaparecerlo por completo.

“Me gustaría haber sido mayor. Con solo 16 años aún eres una niña y esa cantidad de dinero me obligó a madurar, algo que es más difícil de lo que parece, pero por el camino, gasté mucho dinero en cosas que no necesitaba”, comentó en una entrevista para un programa de televisión.

Callie aceptó haber tenido problemas con las drogas, gastando cerca de $316,000 dólares en cocaína. También dice haber comprado ropa en exceso y de haberse realizado un par de cirugías estéticas, como por ejemplo, ponerse implantes mamarios. El resto del dinero se lo dio a amigos y familiares.

Pero tener tanto dinero en sus manos le llevó a tener diversos conflictos, incluso llegó a alejarse de las personas pues hubo quienes solo se acercaron a ella por conveniencia, a tal grado que en algún momento de su vida, le pasó por la cabeza el suicidarse.

Era demasiado dinero para alguien tan joven. Incluso, aunque creas que tu vida va a ser la misma, no es así y, de hecho, a menudo cambia a peor. A mí casi me rompe. Por suerte, actualmente soy más fuerte y he podido solucionar muchos de mis problemas”, agregó.

Hoy, 15 años después, Callie, a sus 31 años, no tiene ni un solo centavo del que ganó con la lotería, pero asegura que ahora que es madre de tres niños y trabaja para sacarlos adelante es realmente más feliz que cuando obtuvo el premio.