Trump anuncia “entendimiento” con México para alcanzar nuevo acuerdo comercial

Con este anuncio, la Administración Trump estaría eliminando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte

En marzo pasado, Trump condicionó su plan  tarifario a las negociaciones actuales de NAFTA
En marzo pasado, Trump condicionó su plan tarifario a las negociaciones actuales de NAFTA
Foto: Win McNamee / Getty Images

WASHINGTON– El presidente Donald Trump anunció este lunes que Estados Unidos ha alcanzado un “entendimiento” con México para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y expresó su deseo de alcanzar uno similar con Canadá.

“Es un gran día  para el comercio. Es un gran día para nuestro país”, dijo Trump en declaraciones a la prensa desde el Despacho Oval.

Trump hizo el anuncio desde el Despacho Oval, donde estuvo acompañado por su asesor y yerno, Jared Kushner; el jefe de Gabinete, John Kelly; el representante comercial de EEUU, Robert Lighthizer; el canciller mexicano, Luis Videgaray, y el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo.

Según la Casa Blanca, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, participó en el anuncio desde un altavoz en una llamada telefónica.

En el anuncio, Trump hizo referencia a un nuevo “acuerdo comercial entre EEUU y México” que, a su juicio, “es un increíble acuerdo para ambas partes”.

El mandatario consideró que el nombre del acuerdo anterior,  TLCAN, o NAFTA por su sigla en inglés, tiene malas connotaciones.

Trump dijo que Canadá podría sumarse al nuevo acuerdo, o pactar uno distinto con EEUU, pero también amenazó con imponer nuevos aranceles contra el país vecino para obligarlo a pactar un nuevo acuerdo.

Horas antes, Trump dijo en un mensaje en Twitter que había un buen pronóstico para la eventual reforma de NAFTA, puesto en marcha por EEUU, México y Canadá en 1994.

Durante su contienda electoral en 2016, Trump recurrió constantemente a un discurso nacionalista y populista, culpando a los socios comerciales por los problemas económicos de Estados Unidos, incluyendo el cierre de fábricas del sector manufacturero y el traslado de empleos a países con mano de obra barata.