Construcción de tren bala en California cuesta $3.1 millones al día. Pronto podría costar mucho más.

Los retrasos y la inflación podrían tener un coste multimillonario para el erario

Al ser completado, se podrá viajar desde Los Ángeles hasta San Francisco dentro de dos horas y 40 minutos.
Al ser completado, se podrá viajar desde Los Ángeles hasta San Francisco dentro de dos horas y 40 minutos.
Foto: by California High-Speed Rail Authority / Getty Images

En lo que va del año, el tren bala ha costado un promedio de $3.1 millones de dólares al día. Pero pronto podría ser necesario utilizar mucho más del erario californiano para realizar la obra de construcción.

Cuando el proyecto fue aprobado en 2008, se planeaba conectar a todo el estado, desde Sacramento hasta San Diego. Desde entonces, la fecha de entrega se ha aplazado y las vías ahora solo abarcarán la zona entre Los Ángeles y San Francisco. Al ser completado, se podrá viajar desde el sur de California hasta el Área de la Bahía dentro de dos horas y 40 minutos.

Pero de acuerdo con una investigación de Los Angeles Times, para lograr completar el proyecto para 2033 y no exceder el presupuesto de $77 mil millones de dólares, la Autoridad de Ferroviario de Alta Velocidad de California tendrá que aumentar sus gastos hasta nueve veces dentro de los próximos cuatro años, con el fin de agilizar la construcción. De no ser así, saldrá más caro el proyecto.

Los gastos de construcción dependen pueden aumentar si surgen problemas de ingeniería vinculados a la geología compleja del estado. Además, el plan del gobierno, que fue actualizado a principios de este año, además, asume tasas de inflación que, según algunos expertos consultados por el antedicho diario, son altamente optimistas.

Los costos reales, subrayó, también dependerán del precio del acero, el hormigón, los terrenos y el tiempo de los ingenieros en 10 a 15 años. Esos precios están sujetos a factores impredecibles, como aranceles de importación, escasez de mano de obra y litigios por parte de propietarios molestos.

Si la obra no se termina para 2033, la inflación probablemente elevará el coste del proyecto por unos $ 2 mil millones de dólares al año, ya que el estado tendrá que mantener a los empleados, contratistas y consultores en su nómina durante más tiempo.


NOTAS RELACIONADAS