México es clave para Toyota para satisfacer la demanda de pickups

Las oportunidades de crecimiento se amplían gracias a la llegada de la nueva planta en Guanajuato
México es clave para Toyota para satisfacer la demanda de pickups
La expansión es una gran opción
Foto: Toyota

Con el cambio de giro de la planta que Toyota tiene en Guanajuato, México, de ser una fábrica de autos sedán a una de SUV y camionetas pickup, ésta se vuelve en una clave para el crecimiento de Toyota en el mundo, gracias al sitio privilegiado, el Bajío mexicano.

La pickup estandarte de Toyota, la Toyota Tacoma se construía ya en San Antonio, Texas y en Tijuana, México, pero la integración de la planta instalada en la población guanajuatense de Apaseo el Grande se volviera mucho más importante de lo que parecía.

La “Ciudad Toyota” como llaman los locales a este sitio redujo tanto la inversión recibida como la capacidad, la primera un 30 por ciento (a $700 millones de dólares), la segunda a la mitad, es decir, a 100 mil vehículos.

Parecerían cifras alarmantes pero no para Toyota que requería una válvula de escape para crecer en la cada vez más demandante producción de camionetas que ya había alcanzado su límite de producción a nivel mundial desde hace tiempo.

La nueva planta iniciará operaciones en los últimos meses de 2019 o bien a inicios de 2020 y completará el llamado “triángulo de camionetas” que completa la demanda de la Tacoma y de paso augura un crecimiento productivo de la Toyota Tundra.

Para Toyota esta planta no solo representa más producto, sino optimizar proveedores y una mejor logística, además de bajar costos, pues la planta de Texas ha estado tan al límite que tiene años con trabajadores en horarios extra y turnos sabatinos desde hace cinco años.

San Antonio produce hoy de manera anual alrededor de 260,000 vehículos Tacoma y Tundra, pese a que la planta fue diseñada para producir 200,000 unidades mientras que la de Tijuana ha duplicado su capacidad en los últimos años y funciona 24 horas, incluso en fines de semana, por lo que se eliminarían también los horarios extra y turnos sabatinos.

Los tratados comerciales de México también le dan otro tono a este negocio, pues las pickup encontrarían nuevos mercados en Sudamérica con lo que apuntalarían el crecimiento de ventas de la marca en Latinoamérica que se ha incrementado de manera constante en los últimos años. Aunque claro, se espera una buena resolución del TLCNA (NAFTA).

 

Alrededor de la web