Las nuevas imágenes de Ryugu, el asteroide al que llegó la sonda japonesa Hayabusa 2

Este cuerpo espacial puede dar pistas sobre el origen del Sistema Solar
Las nuevas imágenes de Ryugu, el asteroide al que llegó la sonda japonesa Hayabusa 2
El asteroide es una reliquia del inicio del Sistema Solar.
Foto: Jaxa

La agencia espacial de Japón (Jaxa) difundió las últimas imágenes que dos robots exploradores tomaron en la superficie del asteroide Ryugu.

Las fotografías publicadas el jueves muestran con nitidez el paisaje montañoso de este cuerpo, inusual en el Sistema Solar por su forma de diamante o trompo.

Esta es la primera misión en la que se logra poner robots exploradores en la superficie de un asteroide, asegura Jaxa.

Ryugu

Jaxa
Los robots exploradores también tomarán muestras de la superficie del asteroide.

La roca espacial de 900 m de ancho, llamada oficialmente 162173 Ryugu, pertenece a un tipo de asteroide particularmente primitivo.

Se cree que es una reliquia de los primeros días de nuestro Sistema Solar, hace 4,600 millones de años, lo que significa que podría ser rico en minerales combinados con agua.

Estudiar la roca podría arrojar luz sobre las combinaciones moleculares que contribuyeron al origen de la vida en la Tierra.

Ryugu

Jaxa
Los asteroides son principalmente restos de materiales de construcción de la formación del Sistema Solar hace 4.600 millones de años.

Una de las principales preocupaciones para el despliegue de los robots, conocidos como Rover 1A y Rover 1B, era que la superficie de Ryugu había resultado más rocosa de lo esperado.

Los vehículos llegaron al asteroide el viernes, después de que la sonda Hayabusa 2 los transportara hasta ahí, en un viaje de tres años y medio.

El sábado también enviaron unas fotos de Ryugu, pero captadas a mayor distancia.

Una foto del asteroide enviada por los robots Rover 1A y Rover 1B.

Twitter/HAYABUSA2@JAXA
Jaxa difundió esta foto el sábado, luego de que los robots tocaran la superficie del asteroide.

La sonda Hayabusa 2 también tiene la misión de traer a la Tierra muestras de rocas y suelo del asteroide.

La nave pasará cerca de un año y medio investigando al objeto espacial, que se encuentra a 290 millones de kilómetros de la Tierra, y viajará de vuelta a nuestro planeta en 2020.

Rover 1A y Rover 1B pesan 1 kg cada uno y están equipados con un lente gran angular y una cámara con visión binocular.

Se mueven saltando, aprovechando la baja gravedad del asteroide.

Rover 1B también envió el primer video del mismo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.