Todos a salvo después que un avión de Air Niugini cae al agua en Micronesia

Los pasajeros lograron salir del avión con el agua a la cintura y muchos lugareños fueron a rescatarlos
Todos a salvo después que un avión de Air Niugini cae al agua en Micronesia
Todos a salvo después del accidente del avión de Air Niugini.
Foto: Twitter @WT_bengali

Un pasajero de un avión Boeing 737-800 de Air Niugini que se estrelló en una laguna del Pacífico el viernes dijo que las azafatas entraron en pánico y vio agua vertiéndose a través de un agujero en el costado del avión antes de que pudiera escapar, informa AP.

Los barcos locales ayudaron a rescatar a los 47 pasajeros y la tripulación después de que el avión chocó contra el agua mientras intentaban aterrizar en el aeropuerto de la isla Chuuk en el archipiélago de Micronesia.

La Marina de Estados Unidos dijo que los marineros que trabajaban cerca para mejorar un muelle también ayudaron en el rescate, utilizando un bote inflable para transportar a la gente a tierra, antes de que el avión se hundiera en unos 30 metros (100 pies) de agua.

Las imágenes impactantes de las personas que fueron rescatadas del avión medio sumergido son una reminiscencia del aterrizaje forzoso de 2009 en la ciudad de Nueva York conocido como el “Milagro en el Hudson”.

La red de Air Niugini se concentra en las rutas domésticas que unen la capital, Port Moresby, con puntos aislados en todo el archipiélago de Papúa Nueva Guinea, pero vuela hasta Tokio y Hong Kong.

La flota incluye aviones Boeing 767 y 737 para rutas internacionales, según la aerolínea, así como aeronaves Fokker F-100, Q400 y Dash 8 para desafiar el terreno local.

Micronesia, ubicada al norte de Australia y al este de Filipinas, es hogar de poco más de 100,000 personas. Tiene estrechos vínculos con EEUU bajo un acuerdo conocido como un pacto de asociación libre.

El aterrizaje forzoso se produce menos de dos meses antes de que Papua Nueva Guinea sea sede de la Cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico, que se espera atraiga a líderes mundiales a partir del 17 de noviembre.

En el “Milagro en el Hudson”, ambos motores de un avión de los Estados Unidos fallaron después de que golpeó una bandada de gansos durante el despegue desde el aeropuerto LaGuardia de Nueva York. Los pilotos Chesley Sullenberger y Jeffrey Skiles aterrizaron con seguridad su avión sin poder en el río Hudson y los pasajeros y la tripulación caminaron sobre las alas para ser rescatados.

En ambos accidentes, todos sobrevivieron.

Según funcionarios, siete personas fueron trasladadas a un hospital, incluida una que se considera en estado crítico pero estable.

El pasajero Bill Jaynes dijo que el avión de Air Niugini entró muy bajo.

“Pensé que aterrizamos duro”, dijo. “Hasta que miré hacia un lado y vi un agujero en el costado del avión y el agua estaba entrando. Y pensé, bueno, esta no es la forma en que se supone que debe suceder”.

Jaynes dijo que los que estaban a bordo lograron caminar a través de agua hasta la cintura hasta las salidas de emergencia en el avión que se hundía.

Dijo que los asistentes de vuelo estaban gritando, y que sufrió una lesión menor en la cabeza. Dijo que llamó a su esposa, que comenzó a llorar.

“Estaba realmente impresionado con los lugareños que de inmediato comenzaron a salir en botes”, dijo en una entrevista con un misionero en Chuuk, Matthew Colson, que se publicó en línea y se compartió con la AP. “Uno pensaría que podrían tener miedo de acercarse a un avión que acaba de estrellarse”.

La secuencia de eventos sigue sin estar clara. La aerolínea dijo que el avión aterrizó cerca de la pista. Sin embargo, Jaynes dijo que el único escenario que puede imaginar es que golpeó el final de la pista y continuó al agua.