A restauración el niño azul más querido de California

La pintura más preciada de la Huntington Library, 'The Blue Boy', será sometida al mayor proceso de remozamiento de su historia

A restauración el niño azul más querido de California
The Blue Boy en Huntington Library.
Foto: Victoria Infante/Especial para La Opinión

A no ser por la “Mona Lisa” del Louvre, o el “Guernica” del Reina Sofía, pocos museos en el mundo pueden ser identificados por una sola de sus obras. Es el caso de la Huntington Library y su preciado tesoro, “The Blue Boy”.

Se trata de una pieza realizada alrededor de 1770 por el pintor inglés Thomas Gainsborough, y que cobró relevancia en 1921 cuando el excéntrico millonario, Henry E. Huntington, pagó $728 mil dólares para traerla a Estados Unidos –la suma más alta jamás pagada en ese tiempo– e incluirla en su colección, en la casa que ahora alberga la Biblioteca Huntington, ubicada en San Marino, una de las zonas más afluentes del condado de Los Ángeles.

La inusual fama de “The Blue Boy”, llamado así por los poco comunes colores en varios tonos azul con los que está pintado el retrato, se debe a varios motivos, el principal quizá es que a la fecha no se tiene certeza de la identidad del niño que posó para esta pieza.

“Se cree que era sobrino de Gainsborough, y al parece lo usó como modelo en otros trabajos, aunque no se sabe con seguridad si es así”, dijo Melinda McCurdy, curadora asociada de arte británico de la Huntington durante una conversación con miembros de la prensa para anunciar el “Project Blue Boy”, una exhibición que abrió en la biblioteca y que muestra el proceso de restauración al que será sometido el cuadro.

Y es que, aunque es un niño, lo que ha envejecido es la pintura y el material con los que fue hecho.

McCurdy, quien también es cocuradora de la exhibición, explicó que este es el mayor remozamiento en la historia de “The Blue Boy”, y que no se había hecho antes debido a que, como es la obra más importante de la biblioteca, y por consiguiente la que más público atrae, no podía estar mucho tiempo fuera de la vista de los asistentes al museo.

Sin embargo, ahora, gracias a la nueva tecnología y a donaciones que se hicieron a la biblioteca, se pudo instalar todo el equipo necesario para hacer la restauración a la vista del público, tarea que estará a cargo de Christina O’Connell, principal curadora de pinturas de la Huntington y cocuradora de este proyecto.

Esto significa que los visitantes podrán ser testigos de todos los pormenores del proceso, que incluye limpiar la obra para devolverle la brillantez a los colores, así como arreglar varias áreas en donde la pintura comienza a desprenderse. También será necesario adherir la pintura al lienzo, puesto que en algunas partes comienza a separarse.

La instalación, que incluye material visual interactivo para que los visitantes tengan más datos acerca de la historia de la pintura y de su autor, estará disponible por poco más de un año, y la curadora a cargo tendrá momentos asignados para conversar con el público acerca de su trabajo.

Al terminar la exhibición, el niño azul regresará al laboratorio para su tratamiento final y para ser montada de nuevo en su marco. Al comenzar 2020 volverá a ocupar su lugar en la Thornton Portrait Gallery de la biblioteca, donde no solo brillarán con más intensidad los tonos azules de su elegante atuendo, sino también sus hermosas mejillas rosadas.

En detalle

Qué: ‘Project Blue Boy’

Cuándo: termina el 30 de septiembre de 2019; lunes a domingo 10 am a 5 pm. Cerrado los martes

Dónde: Huntington Library, 1151 Oxford Rd., San Marino

Cómo: entrada $13 a $29; informes (626) 405-2100 y huntington.org/projectblueboy

La pintura fue en su momento la más cara de su historia. Foto: Victoria Infante
La instalación servirá para no quitar el cuadro de la vista del público. Foto: Victoria Infante