Seis maneras de cuidar tu salud mental

Si has tenido pensamientos de suicidio o autolesión o conoces a alguien que está en crisis, o si solo necesitas hablar con alguien, llama a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio

Cada vez más somos conscientes de la necesidad de cuidar nuestro cuerpo, pero también debemos cuidar nuestra mente.

Los problemas mentales, tales como la depresión crónica, la ansiedad o la bipolaridad, crecen continuamente, y es que vivimos en un mundo donde el nivel de exigencia y perfección es  muy elevado. Tanto de nuestro entorno como de nosotros mismos.

Hoy, personas en todo el mundo celebran el Día Mundial de la Salud Mental. 

Para que estés mejor, te cuides y tomes un respiro, te sugerimos seis formas de cuidar tu mente. Hoy y siempre.

Inicia un programa de terapia psicológica, como si fuera un entrenamiento físico.

Hoy en día es más fácil que nunca, incluso hay aplicaciones destinadas a ello. Puedes hablar con un profesional cuando quieras y sin salir de casa. Y de  manera económica.

Hay sesiones telefónicas o de video de 45 minutos con un especialista capacitado por $35 dólares, aproximadamente el precio de una clase de yoga especial.

Otras aplicaciones tecnológicas ofrecen todo, desde la meditación hasta terapia para  dejar hábitos tóxicos.

Haz ejercicio físico.

Se ha demostrado que en las personas que están deprimidas, el hipocampo, la parte del cerebro que regula el estado de ánimo, es más pequeño. El ejercicio regular puede promover el crecimiento de las células nerviosas en esta parte del cerebro, lo que puede mejorar la función cerebral y, por lo tanto, el estado de ánimo de una persona, según muestra una investigación.

La clave es elegir una actividad que no temerás realizar todos los días y otra que puedes seguir haciendo a largo plazo, dicen los expertos.

Aún mejor, programa un entrenamiento con un amigo o ser querido para que puedas conectar también a nivel humano.

Aléjate de tu teléfono

Tomarse el tiempo para desconectarse de las llamadas telefónicas, los correos electrónicos y las redes sociales puede ser difícil, pero vale la pena.

Poner el teléfono de lado por solo una o dos horas al día, o ir a lo grande y apagarlo por un día o un fin de semana, puede ayudar a tomarse un descanso, a sentirse más a cargo de su propio tiempo y darle tiempo para hacer cosas que te llenen de alegría.

Ir a dormir 10 minutos antes

La investigación muestra que permitirse dormir más, incluso si son solo unos minutos cada noche, es uno de los mejores regalos que puedes darte.

La cantidad promedio de sueño que los estadounidenses reciben cada noche sigue bajando. Esas reducidas horas de sueño pueden llevar a problemas sociales y mayores sentimientos de soledad, según un estudio reciente, que descubrió que la pérdida de sueño puede dañar las partes del cerebro relacionadas con la socialización.

Crea un ritual para ti mismo a la hora de acostarte, ya sea tomar un baño, leer un libro, meditar o simplemente tener tiempo para estar quieto. Mantenga su teléfono fuera de su habitación y su televisor apagado antes de acostarse, también.

Usa tus días de vacaciones

Según los estudios, el uso de días de vacaciones pagadas de su empleador puede disminuir el estrés, mejorar la calidad del sueño y disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Sin embargo, los empleados estadounidenses perdieron 212 millones de días de vacaciones pagadas en 2017, según Project: Time Off, una coalición de organizaciones que trabajan para cambiar el pensamiento y el comportamiento de los estadounidenses en relación con el tiempo de vacaciones.

La coalición encontró que los estadounidenses que toman todos o la mayoría de sus días de vacaciones para viajar reportan ser 20 por ciento más felices con sus relaciones personales y 56 por ciento más felices con su salud y bienestar que aquellos que viajan con poco o nada de su tiempo de vacaciones.

Come sano y llena tu cocina de alimentos nutritivos

Lo que eliges para comer afecta no solo a tu cintura, sino a cómo piensas y te sientes, de acuerdo con un creciente cuerpo de investigación, según informa ABC News.

La alimentación saludable en general, particularmente frutas, verduras, grasas saludables y cereales enterosdisminuyen el riesgo de depresión e incluso de suicidio.

La nutrición también mejora el sistema inmunológico, que posteriormente influye en nuestro estado de ánimo y riesgo de depresión.

Incluye alimentos como el salmón, el chocolate negro, las bayas y las espinacas y la col rizada como parte de tu dieta diaria.