Arde el fuego olímpico en México medio siglo después

Enriqueta Basilio vuelve a encender el pebetero del Estadio Olímpico a 50 años de México 68
Arde el fuego olímpico en México medio siglo después
Enriqueta Basilio encendió el pebetero del Estadio Olímpico a 50 años de México 68
Foto: Agencia Reforma

Cincuenta años después Enriqueta Basilio volvió a encender el pebetero del Estadio Olímpico en conmemoración de los Juegos Olímpicos de México 68.

La primera mujer en la historia olímpica en hacerlo hace medio siglo se posó en lo más alto de las escalinatas para recibir la antorcha de manos de Horacio de la Vega, director del Indeporte de la Ciudad de México, que a su vez lo recibió de la campeona centroamericana de remo, Kenia Lechuga.

México celebra el 50 aniversario de los Juegos Olímpico que organizó en 1968
México celebra el 50 aniversario de los Juegos Olímpico que organizó en 1968

Por la mañana el fuego lo tomó el medallista olímpico de Los Ángeles 84, Daniel Aceves, en el Comité Olímpico Mexicano y pasó de mano en mano por leyendas del olimpismo como Bob Beamon, medallista de oro y récord mundial en salto de longitud y terminó en manos de Dick Fosbury, creador del famoso Fosbury Flop, salto de altura hacia atrás para finalmente llegar a la ex nadadora mexicana Laura Vaca, primer relevo de 104 que hicieron el recorrido rumbo al Estadio Olímpico.

En CU cientos de voluntarios, atletas, entrenadores y jueces de México 68 formaron los aros olímpicos en cinco contingentes para entrelazarse como símbolo de la unión entre continentes.

Seis de los nueves medallistas olímpicos mexicanos portaron el emblema de México 68, María Teresa Ramírez, Felipe Muñoz, Antonio Roldán, Joaquín Rocha, Agustín Zaragoza y Ricardo Nogales caminaron sobre la pista del estadio.

Pilar Roldán fue una de las ausentes y se recordó a los fallecidos Álvaro Gaxiola y El Sargento Pedraza.