Cuatro pros y cuatro contras de la Guardia Nacional en México

Las polémica propuesta del presidente electo Andrés Manuel López Obrador
Cuatro pros y cuatro contras de la Guardia Nacional en México
Fuerzas Armadas en México.
Foto: Hector Vivas/LatinContent / Getty

MEXICO – La bancada de Morena al mando moral del presidente electo y fundador del partido, Andrés Manuel López Obrador, presentó en las últimas horas en la Cámara de Diputados una iniciativa de ley que militariza a la policía mexicana con la creación de la Guardia Nacional que aglutinará a la Policía Naval, Militar y Federal bajo mandos castrenses.

Obrador, quien había sido un crítico de los soldados en las calles, defendió el proyecto en una entrevista televisiva, porque dijo que en la transición al poder descubrió que la policía federal con mandos civiles “son un desastre”. De acuerdo con la justificación de la iniciativa y analistas de seguridad, estos son los puntos a favor y contra.

PROS

  1. Los reglamentos de actuación de la Guardia Nacional lo diseñarán civiles

De acuerdo con la Iniciativa de Ley presentada este martes, si bien la ejecución de la seguridad federal estará a cargo de los soldados, “las acciones, planes y programas” así como la reglamentación estará a cargo del Congreso para la organización adscripción, armamento, disciplina y profesionalización del uso de la fuerza

2 Tendrá disciplina

La iniciativa destaca que en adelante la Guardia Nacional estará encargada de prevenir el delito “con la disciplina, la jerarquía y el escalafón de los institutos castrenses. López Obrador argumentó recientemente que hasta ahora la policía Federal actuaba “sin cuartel ni plan”, como policía “de hoteles”

3. Será una opción, no una regla

AMLO aclaró que el 80% de la estrategia de seguridad de su gobierno se concentrará más en la prevención con un modelo económico y de desarrollo social “las oportunidades sustituirán el problema de inseguridad y violencia.

4. El Ejército tendrá por fin un marco legal

Aunque no es lo ideal, como observa Felipe González, ex diputado de la Comisión de Seguridad, “porque los militares terminarán subordinando a policías estatales y municipales”, los soldados tendrán por fin un marco legal si el congreso aprueba, como está previsto, la iniciativa y luego de que la Suprema Corte de Justicia  de la Nación echó para abajo la Ley de Seguridad Interior.

CONTRAS

1. Los soldados podrán hacer detenciones en flagrancia y hacer labores de ministerio publico

Hasta ahora sólo la policía federal y preventiva tendrían estas facultades po lo que la extensión a la Guardia Nacional ha múltiples reacciones en contra debido a los abusos de elementos del ejército con detenciones arbitrarias sin el  debido proceso.

En las últimas horas, un grupo de más de 500 intelectuales, empresarios y organizaciones de la sociedad civil pidieron al presiente electo frenar la iniciativa.

2. Dejaría a un lado el plan de fortalecer las policías estatales y municipales

Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, uno de los firmantes de la carta a AMLO, dijo que la Guardia Civil no resuelve un problema de fondo que “va a estallar con la realidad de que no se han sanado las policías locales”.

3. Será permanente la presencia del Ejército

Con la aprobación de la iniciativa la presencia de los soldados en la seguridad pública ya no será temporal (mientras se fortalecen los cuerpos civiles como argumentaron en su momento Felipe Calderón y Enrique Peña) sino constante. “Una afrenta al régimen republicano y democrático”, sustentaron las organizaciones en la misiva a López Obrador.

4. No tendrá contrapesos

“Lo más preocupante es que funcionará con las normas y adiestramiento propio de las fuerzas armadas”, advirtió Santiago Aguirre, del colectivo #seguridadsinguerra, uno de los más críticos, al considerar que en la nueva administración no habría contrapesos para la Guardia Civil porque la Secretaría de Gobernación quedaría debilitada por la nueva estructura y una Secretaría de Seguridad Pública con presupuesto mermado por la Secretaría de la Defensa Nacional.