Sarah Michelle Gellar y la broma para Acción de Gracias que le ha traído problemas en Instagram

Sus imágenes en lencería atrevida le gustaron a muchos, pero su comentario le valió duras críticas...
Sarah Michelle Gellar y la broma para Acción de Gracias que le ha traído problemas en Instagram
Sarah Michelle Gellar.
Foto: Ben Gabbe/Getty Images

Lo que comenzó como una divertida ocurrencia de Sarah Michelle Gellar ha acabado por costarle un disgusto. Al igual que muchos otros estadounidenses, la actriz celebrará este jueves el día de Acción de Gracias con la tradicional cena familiar y el consiguiente atracón que este año espera evitar recurriendo a un ingenioso método.

Voy a colgar estas fotos por toda la casa como un recordatorio para no pasarme comiendo este jueves“, aseguró en su cuenta de Instagram junto a varias imágenes de un reportaje suyo posando en lencería.

En un principio su publicación debía entenderse como una broma y nada más –lo más probable es que la intérprete, madre de dos niños, no fuera a perder el tiempo llenando su casa de fotos suyas en ropa interior-, pero sus muchos seguidores no se la tomaron como tal y no tardaron en dedicarle duras críticas por contribuir a perpetuar la cultura de las dietas o ridiculizar cualquier tipo de cuerpo que se aleje de los cánones ‘aceptables’ de belleza.

Finalmente la estrella ha tenido que salir al paso en la sección de comentarios de su perfil para disculparse si sus palabras daban pie a ser malinterpretadas y aclarar que su única intención era arrancar una sonrisa a sus seguidores con su propia glotonería.

Me he dado cuenta de que algunas personas han interpretado mi mensaje como ‘fat shaming’ [como se define el estigma social que existe  en torno al sobrepeso]. Esa no era para nada mi intención“, ha aclarado Sarah. “Siento mucho que alguien se pudiera sentir ofendido ante mi intento de ser graciosa. Cualquiera que me conozca sabe que jamás trataría de ridiculizar a nadie en base a ningún concepto. Yo defiendo a todo el mundo”.

A un mismo tiempo, el mensaje de la estrella no dejaba de tocar un tema interesante: los excesos y el desperdicio de comida que suele producir en ese tipo de ocasiones especiales y que ella se ha propuesto reducir por el bien de su salud.

Adoro Acción de Gracias y a veces me dejo llevar por la gula y tiendo a comer tanto que acabo poniéndome enferma. Eso era tan solo un recordatorio divertido a mí misma para que no volviera a caer en ese error“, ha aclarado.