Latinas de Los Ángeles serán las primeras hermanas en la legislatura de California

En el Senado y la Asamblea, hemos tenido hermanos, padres e hijos, esposos, pero nunca hermanas
Latinas de Los Ángeles serán las primeras hermanas en la legislatura de California
Blanca y Susan Rubio, serán las primeras hermanas en la legislatura estatal. (foto suministrada).
Foto: Foto suministrada

Por primera vez en la historia de California, habrá dos hermanas en la legislatura estatal, Blanca y Susan Rubio. Son latinas, inmigrantes mexicanas, residentes de Baldwin Park en el condado de Los Ángeles, y maestras de profesión.

Este viernes, se confirmó que Susan Rubio ganó un escaño para ir al Senado en una apretada contienda en la que derrotó al ex asambleísta y ex alcalde de Monterey Park ,Mike Eng, quien era apoyado por el establishment demócrata, y es esposo de la congresista Judy Chu. El resultado fue de 52% de los votos a favor de Susan Rubio, y 48% para Mike Eng. Aunque aún quedan algunos votos por contar, Eng ya no tiene la posibilidad de remontar los casi 8,000 votos que le lleva Susan de ventaja.

“La campaña fue muy dolorosa no solo porque no dejó espacio para la familia y me llevó dos años de dedicación sino porque mi oponente confió en ganar, diciendo muchas mentiras y me acusó de todo lo que yo no soy. Me dijo que era antiinmigrante, que yo quería separar familias y hasta que yo apoyaba Trump. Es absolutamente falso. Yo no estoy a favor de Trump ni de sus políticas ”, dice con firmeza Susan.

La maestra y concejal de Baldwin Park, Susan Rubio vence a su oponente Mike Eng en la contienda por el Senado. (foto suministrada).
La maestra de tercer grado y concejal de Baldwin Park, Susan Rubio vence a su oponente Mike Eng en la contienda por el Senado. (foto suministrada).

El drama de la deportación

Nacida en Ciudad Juárez, es hija del bracero Sabino Rubio Olivas. Ella sabe en carne propia lo que es una deportación. “A los cinco años, viviendo en El Paso, me di cuenta que éramos indocumentados cuando nos paró migración y nos deportaron”, dice.

Su padre había venido como bracero a principios de los años 60. Trabajó en los puentes en la frontera con Texas. Cuando el programa terminó en 1964, la familia vivió indocumentada en un pueblo texano.

Fueron deportadas a Juárez en 1975. Regresaron dos años más tarde. Gracias a Sylvia, su hermana menor que nació en El Paso, meses antes de que su deportación, pudieron arreglar su situación migratoria.

En la década de los 90, las hermanas Blanca y Susan Rubio se hicieron ciudadanas estadounidenses.

Blanca y Susan Rubio son las primeras hermanas en ser legisladoras en California. (Foto suministrada).
Blanca y Susan Rubio son las primeras hermanas en ser legisladoras en California. (Foto suministrada).

Sin apoyo de su partido

Ambas hermanas son demócratas, pero Susan no tuvo el apoyo del partido Demócrata en su campaña para el Senado. Se lo dieron a su contrincante Mike Eng. “Me dio mucha tristeza porque por 12 años, he sido la única delegada demócrata por el distrito 48 de la Asamblea en las convenciones”, dice.

Susan reemplaza al senador Ed Hernández, a quien se le venció el término permitido por la ley para seguir en el Senado. “És el único de los demócratas que me llamó para felicitarme cinco días después de  la elección del 6 de noviembre”.

La senadora electa atribuye su triunfo al trabajo que ha hecho en su comunidad durante 17 años. “Han sido tantas las familias y los niños con las que he trabajado. La gente me conoce y saben que entiendo su sufrimiento y su historia”, comenta.

Su hermana Blanca Rubio fue reelecta a la Asamblea por el distrito 48 de Baldwin Park con más de 86,000 votos y sin oposición alguna. Ganó por primera vez la elección en 2016. Susan Rubio representará al distrito 22 de West Covina en el Senado.

Susan es maestra de primaria. Pidió un permiso temporal para hacer campaña para el Senado. Desde 2009 ha sido concejal de Baldwin Park, y previo a ese cargo de elección, fue electa secretaria municipal de la misma ciudad.

“Mi hermana Blanca y yo somos una copia al carbón. Ambas somos maestras y políticas. Tenemos la misma trayectoria. Empezamos haciendo obras de caridad y poco a poco hemos avanzado. Ella tuvo el valor de lanzarse sin experiencia, pero le doy mucho crédito por su dedicación a la comunidad”, observa.

Las hermanas Blanca y Susan Rubio al lado de sus padres Sabino y Estela Rubio, y su hermana menor Sylvia. (foto suministrada).
Las hermanas Blanca y Susan Rubio al lado de sus padres Sabino y Estela Rubio, y su hermana menor Sylvia. (foto suministrada).

Accesible y efectiva

La senadora electa ganó la elección, prometiendo invertir en las escuelas, reducir el tamaño de las clases, asegurar un ambiente seguro para estudiantes y maestros, vivienda accesible, creación de empleos, control de los costos de salud, ayudar a los jóvenes con problemas, mantener escuelas, vecindarios y comunidades seguras de las pandillas y la violencia contra las armas, entre otros.

“Ganar esta elección es una victoria enorme. Mi hermana Blanca y  yo somos un testimonio de que las oportunidades existen para los inmigrantes cuando el acceso a la educación es posible. Nosotras somos un ejemplo”, dice.

Y explica que ella quiere ser una senadora accesible y efectiva, conectada a los problemas de su comunidad. “Quiero ser el corazón de la gente”, remarca.

Susan y Blanca Rubio son hijas de Sabino Rubio Oliva y Estela, quienes tuvieron un total de cinco hijos. Sylvia, la menor, la que ayudó a la familia a obtener la residencia por haber nacido en los Estados Unidos, ha sido un elemento clave para que las hermanas lleguen a la legislatura.

“Sylvia ha trabajado tan duro en nuestras campañas como si ella fuera la candidata. Lo ha dejado todo. Es una héroe detrás del escenario, nuestra arma secreta”, subraya.

Sylvia Rubio posa con sus hermanas, la asambleísta Blanca Rubio y la senadora electa, Susan Rubio. (foto suministrada).
Sylvia Rubio posa con sus hermanas, la asambleísta Blanca Rubio y la senadora electa, Susan Rubio. (foto suministrada).

Más latinas 

En el Senado, habrá cinco latinas: Anna Caballero por el distrito 12 de Salinas, Melissa Hurtado por el distrito 14 del Valle Central; Susan Rubio por el distrito 22 de Baldwin Park, y María Elena Durazo por el distrito 24 de Los Ángeles.

En la Asamblea, hay diez latinas: Cecilia Aguiar de Winters en el norte de California; Susan Talamante de Stockton; Monique Limón de Santa Barbara; Eloise Reyes de San Bernardino; Luz María Rivas de Pacoima; Blanca Rubio de Baldwin Park; Cristina García de Bell; Wendy Carrillo de Los Ángeles; Sabrina Cervantes de Corona y Lorena González de San Diego.

Susan considera que el aumento significativo de mujeres en la legislatura estatal está relacionado con varios factores, entre ellos el movimiento #MeToo que surgió tras las denuncias de mujeres víctimas de acoso sexual en el trabajo, y de los ataques de presidente Trump contra las mujeres. “Esos ataques impulsaron a más mujeres a participar en política”, dice.

Prestará juramento como senadora de California el 3 de diciembre.

Parientes al poder

El Senado y la Asamblea de California han tenido varios miembros de familias sirviendo al mismo tiempo o en diferente periodos. Los que más ha habido son parejas casadas. Por el partido republicano, Beth Gaines de El Dorado Hills en el norte de California ocupó el escaño que dejara su esposo Ted Gaines en la Asamblea cuando él se fue al Senado; Sharon Runner de Lancaster fallecida hace dos años ocupó el asiento que dejó su esposo George Runner en el Senado. Tony Strickland de Thousand Oaks estuvo en el Senado mientras su esposa Audra Strickland era asambleísta.

California también ya ha tenido hermanos, pero han sido varones. Es el caso de Tom Calderón, Ron Calderón y Charles Calderón. El hijo de Charles, Ian es el cuarto de la familia Calderón en ocupar un puesto en la legislatura.

Joe Baca padre, y su hijo Joe Baca Jr. estuvieron en la legislatura estatal la década pasada y antepasada.