Trump: Michael Cohen es “débil” y miente para lograr una sentencia reducida

El presidente continúa atacando la investigación de Mueller sobre la trama rusa, y las declaraciones de su exabogado le complican el panorama
Trump: Michael Cohen es “débil” y miente para lograr una sentencia reducida
El presidente Trump habló con reporteros en su camino al aeropuerto.
Foto: Win McNamee/Getty Images

WASHINGTON — El presidente Donald Trump atacó este jueves a su exabogado, Michael Cohen, llamándolo una “persona débil” que miente para lograr una sentencia reducida el mes próximo, poco después de que éste se declarara culpable en Nueva York de mentir al Congreso sobre un proyecto inmobiliario en Rusia.

En declaraciones a periodistas antes de emprender su viaje a la cumbre del “G-20” en Argentina, Trump atacó extensamente a Cohen, quien fue su abogado personal durante más de una década.

Visiblemente enfadado, Trump repitió varias veces que Cohen es una “persona débil” y “no muy inteligente”, a la vez que defendió el proyecto inmobiliario para la construcción de un hotel de su empresa que al final no se materializó.

“No estaba tratando de ocultar nada”, afirmó Trump, al insistir en que su enfoque en 2016 era su campaña presidencial y, aún si el proyecto se hubiese cumplido, era completamente legal.

Preguntado sobre por qué lo mantuvo durante más de una década como abogado personal si era tan malo, Trump replicó que Cohen le hizo un favor hace mucho tiempo, pero no precisó de qué se trataba.

Poco antes, en un tribunal de Manhattan, Cohen se declaró culpable de mentir al Congreso sobre sus esfuerzos en torno al llamado “Proyecto Moscú” para la construcción de una Torre Trump en Moscú, en plena campaña presidencial en 2016.

Sin mencionarlo por nombre, Cohen dijo en la corte que mintió “por lealtad” a Trump y para ser “consecuente con su mensaje  político”.  El delito al que confesó hoy acarrea una sentencia máxima de cinco años en prisión y una multa de $200,000, aunque el juez tiene flexibilidad para reducirlas.

Cohen, de 52 años, también acordó seguir cooperando con Mueller, pero no está claro si eso le ayudará a que el juez reduzca su sentencia en las próximas dos semanas por crímenes bancarios y financieros de los que se declaró culpable en agosto pasado.

En testimonio enviado al  Comité de Inteligencia del Senado el 19 de septiembre de 2017, Cohen mintió para minimizar sus contactos con Rusia sobre el proyecto inmobiliario, que forma parte de la investigación de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) para determinar si la campaña presidencial de Trump actuó en contubernio con autoridades rusas.

La comparecencia de Cohen en Manhattan es el nuevo capítulo en la investigación del fiscal especial, Bob Mueller, sobre la trama rusa, la posible colusión de la campaña presidencial de Trump con Rusia en 2016 y posible obstrucción de justicia.

Esta madrugada, Trump volvió a atacar la investigación de Mueller y sus “furiosos demócratas” como una “cacería de brujas”, mientras sus aliados republicanos en el Senado intentan bloquear el voto de una legislación para proteger al fiscal especial.

Piden proteger a Mueller 

Varios líderes demócratas destacaron que el testimonio bajo juramento de Cohen es importante porque contradice las declaraciones que hizo Trump negando vínculos de negocio con Rusia y eleva interrogantes sobre si el mandatario y su familia han sido honestos con los votantes.

La senadora demócrata de California, Dianne Feinstein, la demócrata de mayor rango en el Comité Judicial del Senado, señaló que el testimonio de Cohen deja de manifiesto que aún se desconoce “la historia completa” sobre la relación de Trump con Rusia, por lo que es necesario que Mueller termine su investigación “sin interferencia o demora”.

El legislador demócrata de Nueva York y miembro de mayor rango en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerrold Nadler, dijo que mentir al Congreso “es un crimen serio con serias consecuencias” y, lejos de ser una “cacería de brujas”, la investigación de Mueller parece acercarse cada vez más a Trump.

En la lista de 35 individuos y empresas acusados en el marco de la investigación de Mueller figuran, además de Cohen, cuatro funcionarios de alto rango de la campaña presidencial de Trump y otras personas en las órbitas de Trump y Putin.

Trump “puede pretender que esta investigación no tiene nada que ver con él y nada que ver con Rusia, pero estas acusaciones hablan por sí mismas… nadie está por encima de la ley, ni siquiera el presidente”, afirmó Nadler, al prometer que los demócratas, al recuperar el control de la Cámara Baja en enero próximo, exigirán rendición de cuentas.

Por su parte, Kevin McAlister, analista del grupo “Law Works”,  ante el testimonio de Cohen como miembro del círculo íntimo de Trump, cobra aún más urgencia proteger la investigación de Mueller de cualquier interferencia política hasta esclarecer el papel de Rusia en las elecciones de 2016, y los posibles vínculos de la campaña de Trump.

 

Trump emprendió viaje a la cumbre del “G-20” en Buenos Aires (Argentina), donde prevé reunirse con varios líderes mundiales, incluyendo el de China, Xi Jinping, aunque dijo que su reunión con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dependerá de un informe que reciba durante el vuelo sobre la situación en Ucrania.

El mandatario está acompañado de la primera dama, Melania Trump,  su hija Ivanka y el esposo de ésta, Jared Kushner, ambos asesores personales.

Desde el avión presidencial, Trump anunció en Twitter que ha cancelado la esperada reunión con Putin, debido a las tensiones sobre Ucrania.

“Basado en los hechos de que los barcos y marineros no han retornado a Ucrania de Rusia, he decidido que sería lo mejor para todas las partes cancelar la reunión previamente agendada en Argentina con el presidente Vladimir Putin”, escribió.