Las reglas que alivian la deuda de préstamos estudiantiles se reestablecen debido a reclamos por fraude

Las reglas que alivian la deuda de préstamos estudiantiles se reestablecen debido a reclamos por fraude

Es posible que sea más fácil que a los estudiantes universitarios que dicen haber sido engañados por su universidad se les condonen sus préstamos, al menos por ahora. 

El martes, un tribunal federal de distrito de los Estados Unidos restableció las regulaciones (PDF) que permitirían a los estudiantes solicitar la cancelación de sus préstamos estudiantiles federales debido a reclamos por haber sido engañados sobre el costo y la calidad de su educación.

El tribunal revocó una impugnación a las reglas por una coalición de universidades con fines de lucro, que han sido objeto de numerosas demandas por supuestas prácticas fraudulentas.

La administración de Obama implementó las denominadas reglas de defensa del prestatario en noviembre de 2016, pero fueron suspendidas por la administración de Trump antes de que pudieran entrar en vigor. Las regulaciones establecen un proceso claro para que a los estudiantes se les condonen sus préstamos si se comprueba que una universidad ha cometido fraude o engaño.

Las reglas también exigen que los préstamos se cancelen automáticamente cuando los estudiantes no puedan completar su educación porque la universidad ha cerrado. Además, las universidades no pueden obligar a los estudiantes a someterse a un arbitraje ni pueden prohibir las demandas colectivas.

Una historia de fraudes

El gobierno de Obama afirmó que las reglas (PDF) fueron necesarias después de que varias universidades con fines de lucro cerraron sus puertas, entre ellas Corinthian College en 2015 e ITT Tech en 2016, en medio de acusaciones generalizadas por parte de agencias estatales y federales de que las universidades hacían afirmaciones engañosas sobre los estándares de capacitación y las tasas de inserción laboral, y también por el uso de tácticas de reclutamiento agresivas.

Muchos estudiantes que asistieron a las universidades afirman que recibieron títulos sin valor y quedaron cargados de deudas. Con las reglas en suspenso, los reclamos de más de 100,000 prestatarios han estado en limbo durante casi dos años. Los grupos de consumidores que luchaban para brindar más protecciones para los estudiantes prestatarios, incluso Consumers Union, la división de defensa de Consumer Reports, dicen que esto es una gran victoria para los prestatarios que fueron objeto de universidades depredadoras.

“La decisión de hoy es una victoria para los estudiantes de todo el país que han sido estafados por universidades con fines de lucro que prometieron una educación de calidad, pero que generaron grandes deudas de préstamos”, dice Suzanne Martindale, abogada sénior de Consumers Union. “Los estudiantes que han sido defraudados merecen un alivio, no más demoras y la respuesta adecuada del Departamento de Educación”.  

Un alivio temporal

El fallo de hoy no es el final de la historia. El Departamento de Educación dice que no impugnará la decisión del juez, que restablece inmediatamente las reglas. Pero la secretaria de Educación, Betsy DeVos, está planificando nuevas regulaciones que podrían sustituir a las normas de defensa del prestatario existentes, que DeVos dice que son demasiado generales, y podría obligar a las universidades a gastar dinero para luchar contra reclamos infundados.

En julio, el Departamento de Educación emitió nuevas regulaciones que regulan los casos de fraude, que DeVos dice que equilibrarán mejor la necesidad de proteger a los prestatarios contra el fraude y protegerán al gobierno federal de cubrir la factura por reclamos injustificados.

Entre las disposiciones de esa regla, los prestatarios tendrían que demostrar que una universidad tenía la intención de engañarlos y que el engaño causó daños financieros; ambos estándares son más difíciles de cumplir que lo que exigen las regulaciones actuales. Los estudiantes también tendrían que estar en incumplimiento de pago de sus préstamos antes de poder ser condonados, en lugar de poder hacer reclamos mientras aún son solventes.

El Departamento de Educación tenía la esperanza de finalizar las reglas para el 1º de noviembre, con su entrada en vigor en julio de 2019. El Departamento dice que no cumplió con el plazo, ya que se sintió abrumado por los casi 40,000 comentarios de grupos de consumidores (incluidos 15,000 impulsados por los esfuerzos de Consumers Union) que protestan por los cambios. Debido a la demora, las nuevas reglas no entrarán en vigor hasta julio de 2020 como mínimo.

Cómo hacer un reclamo

Debido a esta historia enredada, puede ser un desafío para los prestatarios estudiantiles que creen haber sido defraudados decidir si un reclamo tiene sentido. Esto es lo que debes saber.

Comprender los requisitos. Profundiza en los detalles de las reglas de defensa del prestatario para ver si calificas. Las reglas se aplican solo a los préstamos federales, no a los préstamos privados para estudiantes. Para obtener la cancelación automática de tus préstamos, debes haber asistido a una universidad que cerró el 1º de noviembre de 2013 o después y no debes haber vuelto a inscribirte en otra universidad durante 3 años.

Visita el sitio web informativo del Departamento de Educación para saber cómo presentar un reclamo de conformidad con la regla de reembolso por defensa del prestatario. Encontrarás una solicitud en línea, directrices sobre la calificación y la información que necesitas enviar.

Mantén un registro de tu estatus. Si ya presentaste un reclamo, no tienes que volver a presentarlo. Puedes verificar el estado del reclamo con la línea directa de defensa para prestatarios del Departamento de Educación, al 855-279-6207.

Cuidado con los estafadores. Las llamadas compañías de alivio de la deuda se aprovechan de las personas con préstamos estudiantiles y ofrecen ayudarte a cancelar préstamos o calificar para los programas de condonación de préstamos estudiantiles por una tarifa considerable. Nunca debes pagar para presentar un reclamo y cancelar tus préstamos. Visita el sitio web de Ayuda Estudiantil del Departamento de Educación para encontrar una lista de compañías legítimas que manejan el servicio de préstamos estudiantiles y sus cobranzas, y para obtener consejos sobre cómo evitar las estafas de préstamos estudiantiles. La Comisión Federal de Comercio también mantiene una lista de compañías de alivio de deuda contra las que ha tomado medidas. 

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.