Descubren que una foto de Vincent Van Gogh esconde un gran secreto

La investigación es concluyente y se ha llevado a cabo durante varios años

Durante décadas, se creyó que el niño de ojos brillantes en la fotografía era el legendario artista Vincent Van Gogh, a la edad de 13 años. Pero los expertos revelaron el jueves que la imagen probablemente no sea  del pintor holandés, sino que se trata de su hermano Theo, quien tenía 15 años.

El Museo Van Gogh, en Ámsterdam, anunció el sorprendente descubrimiento sobre lo que se pensaba que era una de las dos fotos de Vincent, y que aparece en docenas de libros.

“Por supuesto que hubo una pequeña punzada de decepción porque tenemos muy pocas fotografías de Vincent Van Gogh y ahora tenemos incluso una menos”, dijo Axel Rutger, director del Museo Van Gogh a la agencia de noticias AFP.

El descubrimiento deja solo una imagen conocida del artista, tomada cuando tenía 19 años. Si bien Vincent Van Gogh es famoso por sus autorretratos al óleo con colores vívidos y emocionalmente turbulentos, mostró una sorprendente reticencia a ser captado por la cámara.

Murió por suicidio a los 37 años, en 1890, después de una vida emocionalmente agitada, detallada en años de correspondencia con Theo, comerciante de arte que apoyaba al artista emocional y financieramente.

“Cuando escuché que es muy probable que sea una imagen de mi bisabuelo Theo, y no de Vincent, me sorprendió, pero me alegro de que se haya resuelto el misterio”, expresó en un comunicado Willem Van Gogh, bisnieto de Theo y asesor a la junta directiva del Museo Van Gogh.

Descubrir este caso de identidad errónea llevó años de trabajo de análisis artístico. La fotografía fue tomada por el fotógrafo de Bruselas, Balduin Schwarz, a fines del siglo XIX, pero no apareció públicamente hasta 1957, en una exposición de Mark Edo Tralbaut, un investigador belga que la identificó en un catálogo como “Retrato de Vincent Van Gogh (circa 1866)”.

“Es la imagen que todo el mundo conoce como el retrato del artista cuando era niño”, dijo a AFP Teio Meedendorp, investigador jefe del Museo Van Gogh. Pero después de que un programa de televisión holandés hizo preguntas al respecto en 2014, el Museo Van Gogh lanzó una investigación.

Otro experto de Van Gogh en Bélgica, Yves Vasseur, inició sus propias investigaciones y se puso en contacto con el museo. Vasseur descubrió por casualidad que el fotógrafo que tomó la foto  se había mudado a su estudio de Bruselas en 1870, cuatro años después de haber tomado la foto, y que Vincent van Gogh habría sido mucho más viejo en ese momento.

“Decidí compartir mis dudas sobre la identificación con el Museo Van Gogh, y posteriormente decidimos colaborar para resolver esta “crisis de identidad “de una vez por todas”, contó.

La confusión siempre estuvo en el hecho de que los hermanos se parecían, con el pelo rubio rojizo, pero Theo tenía rasgos más delicados y un “color de ojos muy claro”, que puede apreciar en la foto.

“El color claro de los ojos de Theo es especialmente sorprendente en las fotografías conocidas de él, y esto también se puede ver en el retrato de Schwarz. Esta fue otra indicación de que la persona en el retrato es probablemente Theo”, agregó Meedendorp.

Luego, el museo encargó un estudio forense a un profesor de la Universidad de Ámsterdam que mostró con un “alto grado de probabilidad” que la foto era de Theo.