Republicanos proponen medida de corto plazo para evitar cierre del gobierno el viernes

Ávidos de lograr un acuerdo que evite un cierre del gobierno, tanto demócratas como republicanos apoyan una medida de gastos vigente hasta el 8 de febrero y dejan para 2019 las pugnas por el muro fronterizo
Republicanos proponen medida de corto plazo para evitar cierre del gobierno el viernes
Mitch McConnell propuso una medida que postergue la discusión hasta febrero.
Foto: Aaron P. Bernstein / Getty Images

WASHINGTON — En una lucha contrarreloj para evitar una crisis política, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, propuso este miércoles una medida de gastos a corto plazo, hasta febrero próximo, para impedir un cierre del gobierno cuando se agoten los fondos el próximo viernes.

Desde el pleno del Senado y en Twitter, McConnell dijo que la llamada “resolución continua” evita una interrupción en los fondos de la burocracia federal y mantiene a flote las operaciones hasta el 8 de febrero próximo, aunque fustigó a los demócratas por no apoyar el muro.

Por su parte, el “número dos” de la jerarquía republicana en el Senado, John Cornyn, vaticinó en un programa de la cadena CNN que el presidente Donald Trump firmará la medida.

El Congreso afronta presiones de completar esta semana los presupuestos para siete agencias federales e iniciar el receso decembrino, por lo que no queda mucho campo de maniobra frente a un posible cierre del gobierno que acarrearía altos costos políticos.

Así, la medida, que previsiblemente será aprobada antes del viernes en ambas cámaras del Congreso, posterga hasta el próximo año la lucha por los fondos para el prometido muro fronterizo del presidente Trump.

Los principales líderes demócratas, Nancy Pelosi, en la Cámara de Representantes, y Chuck Schumer, en el Senado, han dicho que apoyan la medida de McConnell, por considerar que es la única forma de impedir que el gobierno agote sus fondos la medianoche del viernes próximo.

Trump había amenazado con provocar un cierre del gobierno si el Congreso no incluía en la medida de gastos $5,000 millones para el muro, e incluso aseguró, durante una tensa reunión con Pelosi y Schumer la semana pasada, que asumiría la responsabilidad del cierre.

Los demócratas recuperarán el control de la Cámara Baja el próximo 3 de enero y han dejado en claro que, si bien apoyan reforzar la vigilancia fronteriza, no aprobarán el monto que pide Trump para el muro fronterizo.

La Administración ha dado explicaciones cambiantes sobre la solicitud de fondos para el muro, y recientemente desempolvó la idea de que México pagará por ese proyecto.

En esta ocasión, Trump y su Administración dijeron que el muro se pagaría con los “ahorros” derivados del nuevo acuerdo comercial entre EEUU, México y Canadá. Varios expertos señalaron que la idea no tiene sentido y que, en todo caso,  el acuerdo ni siquiera ha sido aprobado por los tres países.

El acuerdo no ha generado más ingresos, como argumentó hoy Trump, porque no ha entrado en vigor, según observadores.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah H. Sanders, dijo ayer que la Administración está analizando otras formas de obtener los fondos para el mundo, posiblemente utilizando los fondos destinados a otras agencias.

Sanders no quiso precisar si Trump firmará la medida de gastos si no incluye todos los fondos para el muro fronterizo.

Según expertos, sólo el Congreso tiene autoridad para aprobar la designación de fondos públicos, por lo que es poco probable que la Administración pueda canalizarlos hacia un proyecto que no ha sido aprobado por el Legislativo.