¿Tener relaciones durante el embarazo perjudica al bebé?

Mantener actividad sexual, incluso durante el embarazo, es decisión personal
¿Tener relaciones durante el embarazo perjudica al bebé?
Foto: shutterstock.com

Hay quienes se preocupan porque esto pueda causar daños en el embarazo; pero, las relaciones sexuales no perjudican a la madre ni al bebé.

Puede que, avanzado el embarazo, ciertas posiciones generen incomodidad en la mujer. Para esto, solo debes acordar con tu pareja posiciones que no causen malestar en ti.

Así que, a menos que el bebé esté en riesgo, no hay problemas con que mantengas activa la vida sexual con tu pareja. En caso de que sí tengas un embarazo de riesgo, debes tener cuidado. Es importante consultar el tema con tu médico tratante.

Existen mujeres que tienen relaciones sexuales para estimular el trabajo de parto; y no, esto no funciona para eso. Lo que sí está comprobado es que los orgasmos y las hormonas que contienen el semen del hombre, pueden causar contracciones en la mujer.

Si la fecha de parto ya pasó, tampoco puedes usar el sexo como estimulante para acelerar el momento de dar a luz.

¿Qué aspectos debes tomar en cuenta cuando estás embarazada?

Evitar las relaciones sexuales si tienes:

  • Embarazo múltiple (morochos, trillizos…)
  • Antecedentes de aborto espontáneo o parto prematuro.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Pérdida de líquido amniótico.
  • Si la placenta cubre la abertura del cuello uterino (conocido como placenta previa).
  • Sangrado vaginal.
  • Si el cuello del útero se abre muy pronto.
Sexualidad durante el embarazo
Fuente: Shutterstock

Si tu pareja presenta alguna enfermedad de transmisión sexual, no mantengas relaciones sexuales, eso podría contagiarte y al bebé también.

Mientras tengas sexo oral, evita que tu pareja sople dentro de tu vagina. Esto produce una burbuja de aire que puede causar obstrucción en alguno de los vasos sanguíneos, perjudicando al bebé. Todo esto es conocido como embolia de aire.

También, tener sexo anal e inmediatamente sexo vaginal, puede trasladar bacterias fecales a tu vagina, produciendo infección.

Por último, puede que las molestias físicas como: dolor de espalda, dolor en el pecho, náuseas; incluso, los cambios físicos como: el aumento de peso, pueden causar disminución en el apetito sexual. También las hormonas que genera el embarazo, pueden afectar en esto; incluso, las preocupaciones por la llegada del bebé.

Si no puedes tener relaciones sexuales, ya sea por embarazo de alto riesgo o por incomodidades físicas, puedes aplicar otras maneras de intimidad con tu pareja: andar de la mano, abrazarse, besarse, compartir actividades, y hacerse masajes.

Todo esto puede ayudarlos a conocerse más durante el proceso de embarazo. Ya cuando sean padres oficialmente, tendrán otras responsabilidades juntos.