Corte Suprema de California se pronuncia sobre las pensiones de empleados estatales

La decisión involucra las pensiones de miles de empleados estatales

El exgobernador de California, Jerry Brown, presentó su plan de reforma de pensiones para empleados públicos en el 2011 en el Capitolio del Estado en Sacramento, California.
El exgobernador de California, Jerry Brown, presentó su plan de reforma de pensiones para empleados públicos en el 2011 en el Capitolio del Estado en Sacramento, California.
Foto: Max Whittaker / Getty Images

Con un voto unánimo, la Corte Suprema de California decidió que las agencias del gobierno pueden modificar los beneficios de jubilación secundaria ofrecidos a empleados públicos. Sin embargo, el tribunal no se pronunció con respecto la llamada Regla de California, lo cual fue considerado por analistas como “una victoria” para protegerla.

Por más de 60 años California ha sido regida por la “California Rule“, un precedente legal que requiere que el estado compense a los empleados públicos si se reducen sus beneficios de jubilación. Ésta especifica que los beneficios de jubilación no pueden ser relevados o disminuidos a menos que sea reemplazado con beneficios equivalentes una vez hayan sido pactados en el momento de contratación.

La decisión de este lunes no modifica los beneficios de la Regla de California. Sin embargo, el tribunal decidió que el derecho en cuestión no era un derecho adquirido al momento de contratación y que podía ser retirado.

Dicho derecho se refiere a una de las reformas pensionales hechas en el 2012 cuando el exgobernador de California, Jerry Brown, redujo algunas de las reglas y ventajas que los trabajadores públicos recibían. La reforma incluía la eliminación de la posibilidad de un trabajador público de trabajar por más años de servicio para obtener una pensión más lucrativa al momento de su jubilación.

Alrededor de doce estados en el país tienen una regla similar a la establecida en California sobre los derechos de pensión contractual de empleados públicos. Por lo tanto, la decisión del día de hoy podría tener consecuencias que trascenderían las fronteras del estado.