Se habría hecho de más de $10 millones “robando” monedas de la famosa Fontana di Trevi

Durante 34 años un indigente recogió el dinero, ya que no era considerado un delito, pero sí le "robaba" las ilusiones de millones de turistas

Se habría hecho de más de $10 millones “robando” monedas de la famosa Fontana di Trevi
La gente acude a este sitio para arrojar una moneda, esperando que se cumplan sus sueños.
Foto: Shutterstock

Uno de los sitios más turísticos de Roma, la capital de Italia, es la Fontana di Trevi, en donde la gente suele lanzar una moneda al agua, de espaldas, con la intención de que se cumplan sus deseos.

Millones de personas visitan cada año esta fuente, por lo que constantemente se están recogiendo las monedas, dinero que se va para acciones benéficas de la organización Cáritas, la cual tiene presencia a nivel internacional.

Pero un hombre llamado Roberto Cercelletta, quien 6 veces a la semana acudía a este lugar para recoger, sin que nadie se diera cuenta, lo equivalente a $960 dólares, en monedas, labor que le llevaba no más de 15 minutos.

Roberto inició con esta actividad en 1968 y durante 34 años se siguió llevando las monedas, aunque nadie podía hacer nada porque en esos tiempo, lo que hacía no era considerado como un delito.

El hombre, quien por cierto padecía de sus facultades mentales, tenía dos métodos para recoger las monedas. El primero era barriéndolas para juntarlas y luego recogerlas y guardarlas, y la otra era sacarlas de la fuente con un imán en forma de espada que siempre traía consigo.

Pero en 1999, las autoridades locales aprobaron una nueva ley con la que se protegería a distintos monumentos de Roma, la cual dictaminaba, entre otras cosas, la prohibición para el público de revisar fuentes, estableciéndose una multa para quienes lo hicieran.

La policía multó y arrestó varias veces a Cercelleta, quien incluso, en alguna ocasión, llegó a hacerse varios cortes en el estómago con una navaja, en señal de protesta, ya que consideraba que la policía estaba poniendo fin a una “tradición que él había impuesto. Una vez, en un arresto, explicó a un juez que en realidad, no juntaba tanto dinero y que las monedas las repartía con otros indigentes.

Cercelleta entró y salió varias ocasiones en prisión hasta que murió en diciembre de 2013.