El peligro de los cigarrillos mentolados incrementa en la comunidad latina

Aunque el consumo del cigarrillo va en descenso, el de los cigarros con sabor a menta va en aumento.
El peligro de los cigarrillos mentolados incrementa en la comunidad latina
En Estados Unidos, las ventas de los cigarrillos mentolados han tenido un aumento sostenido, en especial entre los fumadores jóvenes y nuevos. (Suministrada)
Foto: Impremedia / Suministrada

Dulce Castañeda comenzó a fumar cigarrillos mentolados desde hace una década aproximadamente. Para ella el cambio fue cuando se enteró que estos cigarrillos son menos dañinos que el tabaco y le agradó más el sabor.

“El cigarrillo con menta es más ligero que la nicotina”, dijo Castañeda añadiendo que desconoce todos los efectos secundarios de fumar este cigarrillo.

“[Pero] estoy consiente que todos los cigarrillos con o sin menta son dañinos”, añadió la mujer de 37 años aseverando que con el tiempo si se vuelve una adicción.

La popularidad de los cigarrillos electrónicos ha aumentado en un supuesto intento de terminar con el tabaco. Sin embargo, muchas personas ignoran que los efectos pueden ser igual o más dañinos.

El riesgo de los cigarrillos mentolados es especialmente importante para la comunidad latina. Aproximadamente un tercio de los fumadores adultos en esta comunidad fuman cigarrillos mentolados, en comparación con sólo el 18% de los fumadores adultos blancos, reportó el Departamento de Salud Pública de California (CDPH).

Esto contribuye a una carga alarmante para la comunidad hispana: más de 43,000 hispanos son diagnosticados con algún tipo de cáncer relacionado con el tabaco cada año y más de 18,000 mueren producto de esta enfermedad.

Y a pesar de los informes que revelan que el consumo de cigarrillos ha disminuido en general en Estados Unidos, las ventas de los cigarrillos mentolados han tenido un aumento sostenido, en especial entre los fumadores jóvenes y nuevos.

Estudios demuestran que, entre los fumadores de cigarrillos, el consumo de mentol es más común entre las personas menores de 25 años. Esta popularidad está captando la atención de ciudadanos y legisladores.

Las empresas tabacaleras comenzaron a agregar el sabor de menta a los cigarrillos hace casi un siglo. Esto sucedió debido a que su sabor ayuda a disimular el sabor áspero del tabaco, el humo se siente más suave y es más fácil de inhalar. Lamentablemente, dicen expertos, los cigarrillos mentolados son peores que los regulares.

El mentol permite que los fumadores inhalen con más fuerza y permite que las partículas dañinas presentes en los cigarrillos mentolados se depositen más profundamente dentro de los pulmones.

Por esta razón, la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) y algunos legisladores de California han avivado dicha conversación en un esfuerzo por reducir los índices de tabaquismo y enfrentar la epidemia del uso de vaporizadores, principalmente los cigarrillos mentolados que acaparan a la juventud.

A pesar del creciente escrutinio de los productos con sabores y de la mayor cantidad de prohibiciones al tabaco de sabores en algunas zonas de California, el sabor a menta del mentol ha aumentado.

Desafortunadamente en el 2009 se perdió una oportunidad crucial de prohibir los cigarrillos mentolados cuando se promulgó la Ley Federal de Control de Tabaco (LEY). La Ley, que prohibió todos los cigarrillos con sabores, inexplicablemente excluyó los cigarrillos mentolados en esta legislación.

En la década que ha transcurrido desde entonces, se estima que si la prohibición de los cigarrillos mentolados hubiera entrado en vigor en 2011, se evitarían más de 320,000 muertes atribuibles al consumo de tabaco para 2050.