Éxodo de angelinos: se van por mejores opciones

El condado perdió a más de 13,000 personas en el último año, dice reporte
Éxodo de angelinos: se van por mejores opciones
Nancy y Christopher Gutierrez en su boda el año pasado en el estado de Washington. (Suministrada)
Foto: La Opinión

Nancy Gutiérrez, de 28 años de edad, cuenta que luego de casarse se mudó al estado de Washington a finales de 2018.

En un inicio, ella y su esposo Christopher Gutiérrez —quien ya vivía Washington y es veterano del Army— contemplaron la idea de vivir en Los Angeles, de donde ambos son nativos.

No obstante, tras balancear sus opciones optaron por no hacerlo.

“Mi esposo ya era propietario de una casa en Washington y pensamos en comenzar nuestra vida en California, pero la vivienda es tan cara en el condado de Los Ángeles que no podríamos comprar una casa del tamaño de la que tenía en Washington”, explicó Nancy de raíces mexicanas.

Agrega que en su búsqueda de casas en California la vivienda más asequible que encontraron fue una en el condado de Riverside, lo cual —confiesa— no le llamaba la atención a ninguno de los dos.

Además, la recién casada dijo haber comprobado que el costo de vida en Washington es menor que en California, lo que le permite a la pareja tener mayores ingresos
disponibles.

Así que en octubre de 2018, la residente de Monterey Park renunció a su empleo en la ciudad de Torrance y tras colectar sus pertenencias y recuerdos de toda una vida en Los Ángeles se mudó a la ciudad de Spanaway, localizada a poco menos de una hora al sur de Seattle, la popular ciudad de Washington.

Ahora Nancy trabaja como consultora de comunicaciones para dicho estado y hace poco comenzó su maestría en comunicaciones estrategas en la Universidad de Washington State.

“Y estando tan cerca de la frontera, pasamos el Día de Acción de Gracias en [Vancouver] Canadá y hemos ido a Portland [Oregon] un par de veces. Así que es diferente pero lo disfruto aquí”, contó.

Nancy y Christopher Gutierrez tienen la libertad de viajar a lugares vecinos como Vancouver, Canada. (Suministrada)

Más de 13,000 se van

La mudanza de los Gutiérrez forma parte de las recientes estadísticas reveladas por la oficina del Censo de Estados Unidos que demuestran que el condado de Los Ángeles perdió 13,241 residentes en el último año.

Aunque el condado ocupaba el primer lugar entre los 100 condados más grandes de la nación, esta caída la convierte en la cuarta más grande de otros condados que perdieron un significante número de residentes; el condado de Cook (Illinois) donde está la ciudad de Chicago, el condado de Kings (Nueva York) donde está Brooklyn y el condado de Queens, también en Nueva York.

El Censo reveló que el condado tenía 10.11 millones de residentes hasta el 1 de julio de 2018, con casi el 47% de población latina.

La caída va por segundo año consecutivo, ya que en 2017 el condado de Los Ángeles perdió 1,781 personas, o lo que equivale a una pérdida del 0.02%.

De 2010 a 2018, la población del condado creció a un ritmo anual de 35,386; sin embargo ocupa el cuarto lugar entre poblaciones más grandes de 100 ciudades.

California, que es considerado el estado más poblado de la nación, tenía 39.6 millones de residentes con un aumento de 157,696 en un año, que la lleva al tercer lugar en aumento.

Pero la tasa de crecimiento del 0.4% para 2018 lo reduce al número 25 a nivel nacional.

Nancy junto a su esposo Christopher y su hijastro Christopher, de 5 años. (Suministrada)

No hay planes de regreso

Nancy dijo que por ahora no se imagina regresar a vivir a California. Recalcó que su dinero le alcanza más en Washington y disfruta mucho de su trabajo, estudios y el tiempo libre con su esposo y su hijastro Christopher de 5 años.

Por ahora su plan es visitar Los Ángeles una o dos veces al año ya que ambos tienen familiares en California.

“Mi hermana acaba de ser aceptada en un programa de maestría aquí, así que pronto ella también se mudará A Washington”, recalcó.

No obstante, y a pesar de las ventajas que ha encontrado en ese nuevo lugar, aseguró que no se considera nativa del “Evergreen State” (Estado siempre verde).“Me considero una chica de California, no creo que me llegue a considerar una ‘Washingtoniana’. California me hizo quien soy”.