Por qué algunos recomiendan introducir ajo en la vagina y por qué en realidad no debes hacerlo

Últimamente, se recomienda utilizar un diente de ajo si padeces candiasis, pero no es la mejor de las ideas
Por qué algunos recomiendan introducir ajo en la vagina y por qué en realidad no debes hacerlo
Foto: Pixabay

Existen infinidad de remedios y tratamientos caseros que andan por ahí de boca en boca (y ahora en las redes sociales), que según quienes los recomiendan, dan resultados excelentes. Algunos de ellos puede que no te funcionen pero no ponen en riesgo tu salud, mientras que otros, aunque parezcan simples, podrían acarrear un problema mayor.

Ese es el caso de un tratamiento alternativo que en los últimos días ha estado circulando en Internet para tratar la candiasis, un problema de hongos en la vagina que muchas mujeres suelen padecer, el cual consiste en ponerse ajo en esta parte del cuerpo, ya que este tendría propiedades fungicidas.

Lo cierto es que no existe ninguna evidencia médica que lo asegure. Incluso, una ginecóloga llamada Jennifer Gunter, quien también es columnista en The New York Times, publicó recientemente una serie de mensajes en Twitter, explicando el por qué no es buena idea ponerse ajo en la vagina.

La doctora indicó que el ajo contiene una sustancia llamada alicina, la cual efectivamente en los laboratorios se le han encontrado propiedades antifúngicas, pero para que se libere, el ajo debe cortarse o triturarse.

“El ajo podría tener bacterias de la tierra. Las bacterias pueden ser patógenas -malo para el cuerpo-. Si realmente tienes una vagina inflamada por hongos, las bacterias del suelo la infectarían aún más”, explicó; agregando que el alivio que puedes llegar a sentir únicamente es temporal.