¿Para qué sirve el entrenamiento físico isométrico y cuáles son sus beneficios?

Estos ejercicios no requieren de maquinaria

¿Para qué sirve el entrenamiento físico isométrico y cuáles son sus beneficios?
Foto: shutterstock

El entrenamiento isométrico es una modalidad de ejercicio físico que le otorga a quien lo realiza un mayor grado de independencia en comparación con las rutinas de gimnasio. Aquí hablaremos sobre su objeto y  beneficios.

¿Qué es el entrenamiento isométrico?

Los ejercicios isométricos son actividades físicas donde colocamos el cuerpo en tensión sin ejecutar movimiento alguno. Esto se aplica a todo ejercicio que podamos hacer con pesas o sin ellas.

Existe una enorme variedad de ejercicios para conformar un entrenamiento isométrico, y que podemos alternar con los ejercicios tradicionales. Son técnicas muy utilizadas en etapas de rehabilitación, ya que fortalecen los músculos y no causan lesiones.

¿Para qué sirve el entrenamiento isométrico?

Los ejercicios isométricos permiten un mayor relajamiento de los tendones, que se encuentran siempre tensionados en los ejercicios que involucran movimiento. Los tendones experimentan también una mejor circulación sanguínea, mejorando así su estado general.

Beneficios del entrenamiento isométrico

Como se mencionó, el principal beneficio de los ejercicios isométricos es que no requieren de maquinaria para realizarse. Estamos trabajando con nuestro propio cuerpo.

El entrenamiento isométrico produce un aumento considerable de la masa muscular dado que su objeto es la realización de varias repeticiones en poco tiempo. Este tiempo acortado supone un esfuerzo mayor.

Te da la oportunidad de trabajar cada zona de tu cuerpo de manera particular, en vez de genérica, como suele ocurrir en los entrenamientos tradicionales.

En el siguiente video podrás descubrir varias maneras de aplicar este método al realizar ejercicio: