La ley antiaborto más estricta de Estados Unidos la aprobaron 25 hombres y ninguna mujer

La ley que prohíbe el aborto incluso en casos de violación fue aprobada por republicanos varones, con mayoría en el Senado de Alabama
La ley antiaborto más estricta de Estados Unidos la aprobaron 25 hombres y ninguna mujer
La Administración Trump ha atacado a Planned Parenthood desde un comienzo.
Foto: Astrid Riecken/Getty Images

El proyecto de ley aprobado este martes en el Senado de Alabama, que prohíbe el aborto bajo las normas más estrictas de Estados Unidos, fue votado sin la venia de ninguna senadora mujer: los 25 congresistas estatales que se manifestaron a favor son varones.

La mayoría republicana en la Cámara Alta, que no cuenta con ninguna mujer entre sus 27 escaños (de 35 en total), decidió aprobar este proyecto que penaliza el aborto. Con dos abstenciones solamente, el proyecto se aprobó con 25 votos a favor y 6 en contra por parte de demócratas, partido que cuenta con cuatro mujeres entre sus ocho legisladores.

Con cuatro senadoras de 35 bancadas (11,4%), Alabama tiene una de las proporciones de género más desiguales del país. En el Congreso federal, el cupo femenino es de 28.7 %.

En el Senado de Alabama solo hay 4 mujeres. Captura de pantalla

Cando los demócratas intentaron introducir una enmienda para permitir la interrupción del embarazo en los casos de violación e incesto, también la mayoría de senadores hombres se impuso para vetar la enmienda.

Ahora queda a la firma de una mujer: la gobernadora republicana Kay Ivey debe firmar el proyecto para promulgarlo.

De todas formas, su postura podría ser irrelevante porque si quisiera vetar el proyecto de ley,  la mayoría del Senado podría anular el veto y hacer firme la ley.

El texto convierte el aborto en un delito punible con penas de entre 10 y 99 años de prisión para el médico que lo practique. Sólo puede practicarse en caso de peligro de muerte para la madre o el feto. El objetivo de sus promotores es provocar una batalla judicial que llegue a la Corte Suprema de Justicia, actualmente de estrecha mayoría conservadora, con la esperanza de lograr un dictamen que siente jurisprudencia nacional y revierta el antecedente de 1973, el caso de Roe v. Wade, que reconoció el derecho constitucional de una mujer de interrumpir un embarazo y que habilitó el aborto en todo el país.

El líder de la minoría demócrata en el Senado estatal, Bobby Singleton, dijo que a los legisladores que eliminaron la excepción de la violación o incesto: “Acaban de violar el propio estado de Alabama”.

Alabama se suma, con la ley antiaborto más extrema, a otros seis estados que también han aprobado prohibir el aborto cuando se escuche “el latido del corazón” del feto: Georgia, Ohio, Mississippi, Kentucky, Iowa y Dakota del Norte. Florida y Texas también están considerando medidas similares.